Dictaminado el presupuesto de la Junta de Andalucía

Las consejerías de la Junta de Andalucía en manos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de la Unión de Centro Democrático se repartirán la mayor parte de los 344 millones de pesetas del presupuesto del ente preautonómico durante 1980. El presupuesto fue dictaminado favorablemente por el consejo permanente de la Junta (aún deberá ser aprobado por el pleno el próximo lunes) gracias al voto unido de socialistas y centristas y con la rotunda oposición del Partido Comunista y el Partido Socialista de Andalucía.La Consejería de Política Territorial e Infraestructura, con sesenta millones, será la más beneficiada en la distribución, seguida de la de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo, con 54. La primera está dirigida por el PSOE y la segunda por UCD. Las dos consejerías de los partidos minoritarios, Industria y Energía (PCA-PCE) y Medio Ambiente (PSA) recibirán veinticuatro millones de pesetas cada una.

Socialistas y centristas han coincidido en cuanto al criterio fundamental a tener en cuenta a la hora de repartir el presupuesto. En opinión de ambos partidos, las mayores cantidades deberían corresponder, y así ha sido en la práctica por la fuerza de los votos, a aquellas consejerías que tienen asignadas más competencias y, por tanto, han de hacer frente a tareas determinadas. Tras este primer grupo vendrían, en dotación de fondos, dos consejerías que se presume recibirán transferencias en los próximos meses- (Cultura y Sanidad) y, por último, las que carecen de competencias, que son precisamente las atribuidas al PCA y PSA.

Buenas relaciones UCD-PSOE

En algunos medios políticos se especula sobre la posibilidad de que esta coincidencia del PSOE con UCD no sea más que el indicio de un entendimiento de mayores vuelos. Se citan, en este sentido, dos hechos significativos ocurridos durante la sesión del consejo permanente: la predisposición del PSOE, frente a su actitud anterior, a ceder los locales de una de sus consejerías para ubicar en ellos el Departamento de Agricultura (UCD) y el voto favorable de los centristas a los gastos de la campaña del referéndum autonómico realizada por la Junta. Hay que recordar que el voto de UCD en febrero sobre este tema había sido negativo.Por lo que respecta al presupuesto, el director general de Industria y Energía, Fernando Feijoo ,(PCA-PCE), precisó ayer a EL PAIS que la oposición de su partido no venía dada por haber conseguido más o menos dinero en el reparto, sino por la filosofía con que se ha hecho éste. Según los comunistas, el presupuesto no ha de emplearse en subsanar la deficiente dotación de las transferencias que, en caso de no llegar acompañadas de medios financieros, debían ser simplemente rechazadas por la Junta.

«Más grave aún», añadió Feijoo, es la perversión autonómica de que las diputaciones provinciales andaluzas financien transferencias procedentes de la Administración Central». En efecto, la Junta espera obtener 61 millones de las corporaciones provinciales dentro del presupuesto aprobado el lunes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS