Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú 80, los Juegos de la cultura

Los Juegos de la 22ª Olimpiada, devaluados en lo deportivo, pasarán a la historia como los juegos de la cultura. Nunca jamás hasta el momento presente un comité organizador había previsto un programa artístico de tal categoría. Más de tres millones y medio de personas podrán ver espectáculos, conciertos y representaciones teatrales; más de treinta museos abiertos por estas fechas podrán recibir más de dos millones y medio de visitantes. El programa cultural está previsto para un total de ocho millones de personas.

De acuerdo con la tradición, y en concordancia con la carta olímpica, el comité organizador de los Juegos de Moscú ha preparado un fastuoso programa, dedicado no sólo a turistas, sino también a los propios participantes, que en la villa olímpica podrán disfrutar de grandes espectáculos. La inauguración de la 83, sesión del Comité Olímpico Internacional fue cerrada en Bolshoi, anoche, con un concierto, y el próximo día 18 con motivo de la inauguración de los Juegos, en el Palacio de Congresos del Kremlin habrá también sesión musical extraordinaria. En el programa musical a desarrollar, fundamentalmente en la sala del conservatorio estatal Tchaikovski, contará con los principales solistas soviéticos, y en los conciertos tomarán parte siete orquestas sinfónicas, seis coros académicos y quince conjuntos de cámara.Los seis tealros musicales y los dieciocho de drama de Moscú presentarán sus mejores espectáculos. El teatro Bolshoi presentará 75 espectáculos de ópera y ballet, y los teatros pondrán obras de Chejov, Ostrovski, Tolstoi y Gorki, además de grandes piezas del teatro clásico occidental.

Entre los espectáculos ligeros habrá dos programas diarios de circo en dos coliseos diferenles, y en uno de ellos actuará como gran estrella el mundialmente conocido Popov. En los teatros al aire libre de los parques y en los paseos populares habrá también fiestas. En total, habrá 1.500 conciertos de variedades, 350 representaciones circenses y 280 conciertos de aficionados.

Desde el 17 de julio al 2 de agosto, en la sala estatal de conciertos se alternarán programas de todas las repúblicas federadas de la URSS. Los turistas podrán conocer hasta treinta coros populares y conjuntos de danzas folklóricas. Entre éstos destacan el conjunto de la danza popular de la URSS y el Berlozka, el conjunto de danzas de Siberia, de Krasnoiarsk; el coro ruso Piatnitski, la Agrupación de Cosacos del Don y los grupos de danzas de Georgia, Armenia, Letonia, Moldavia, Kazajstan y Bielorrusia.

Durante los Juegos habrá días dedicados a la poesía, la música soviética, el cine, el teatro, la juventud creadora, las variedades y el circo. Las películas a exhibir en algunos casos serán en versión original y serán mayoría las inglesas, francesas, alemanas y españolas.

El servicio cultural de la villa olímpica para que los deportistas sin necesidad de salír de su hábitat puedan distraer sus horas de ocio comprende 37 conciertos y espectáculos. Los atletas tendrán para ello a los actores del Boishoi, el grupo Beriozka, actores de variedades y circo y el teatro de títeres Obrtaztzov.

Para los periodistas, en el centro principal de prensa hay previstos veinticuatro conciertos y cincuenta películas soviéticas de largometraje. Para todos los acreditados en los Juegos, gratuitamente hay programadas una serie de excursiones y visitas a los principales museos de Moscú.

En Leningrado, Kiev y Minsk, en donde habrá encuentro de fútbol, habrá fiestas populares, así como representaciones del teatro estatal de ópera y ballet de Bielorrusia. En Tallin, los participantes en vela y los seguidores de este deporte tendrán a su disposición grandes fiestas de arte coral y danza.

Por primera vez en la historia, el programa cultural de unos Juegos Olímpicos ha alcanzado un nivel tan atrayente que en muchas jornadas prímará sobre lo estrictamente deportivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de julio de 1980

Más información

  • El Comité Organizador ha preparado un programa artístico para ocho millones de personas