Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pide ayuda para buscar el cuerpo de su hijo, desaparecido en el Henares

El padre de Manuel Eloy Cuberó, un muchacho de catorce años que desapareció el 6 de marzo en aguas del río Henares, pide la colaboración de los vecinos y autoridades de Alcalá para que le ayuden a buscar el cuerpo de su hijo, que no ha sido rescatado aún.La petición concreta consiste en que se desvíe un tramo del río, de unos trescientos metros de long¡tud, a través de un antiguo cauce que sirvió en su día para llevar agua a un molino. En opinión del padre, bastaría una máquina excavadora para limpiar en unas horas este cauce y desviar por él el río. Esto permitiría un rastreo minucioso de la zona en la que cayó el muchacho, cosa que ahora resulta poco menos que imposible, dado que los buceadores carecen de visibilidad suficiente en el fondo.

Tanto la familia como los amigos se quejan de la escasa ayuda recibida en los trabajos de búsqueda, principalmente por parte del alcalde, quien se ha negado a cederles una barca y tampoco les autorizó a poner seis mesas petitorias en el pueblo, a fin de reunir fondos para comprarla. Pese a todo, por el sistema de pedir puerta a puerta han logrado pagar la entrada de un bote neumático Zodiac, para recorrer con él las aguas, en una búsqueda hasta ahora infructuosa. Una vieja roulotte instalada en la orilla sirve de alojamiento provisional para el padre, que está en paro, y que ni un momento ha dejado sin vigilancia la zona, conocida como presa de Las Armas, a lo largo de estos dos meses.

La queja del padre se centra asimismo en el hecho de que los bomberos de Alcalá no atendiesen su petición de que se instalase una red entre las dos orillas del río, a fin de que recogiera el cuerpo en el caso de que fuera arrastrado por la corriente. Tampoco ha conseguido de forma permanente un grupo electrógeno con la potencia suficiente para vigilar por las noches.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 1980