Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muy pocas reclamaciones por irregularidades en las compras

El consumidor madrileño es reacio a formular reclamaciones, según se desprende de los datos facilitados por el Instituto Nacional del Consumo (INC). Durante 1979 se abrieron solamente 72 expedientes por irregularidades en los bienes y servicios.También se ha apreciado una disminución en el número de reclamaciones con respecto a 1978, dado que se pasó de 91 expedientes a 72; mientras que en 1978 se resolvieron favorablemente para el consumidor 41 reclamaciones, el pasado año sólo lo fueron trece.

En cuanto a las consultas, se ha experimentado un ligero incremento, pasando, de 540 en 1978 a 601 en 1979. Los motivos principales de las reclamaciones corresponden a reparaciones de electrodomésticos y vehículos, con un total de doce expedientes en cada apartado, siguiéndoles en importancia los sectores de tintorerías (tres) y servicios de gas butano y propano (dos).

Este servicio gratutito del INC tiene una función mediadora, ya que intenta la amigable reparación del perjuicio causado al consumidor por los prestatarios de bienes y servicios. En caso de que esta vía de actuación no dé resultados positivos, las reclamaciones son cursadas a la Jefatura de Comercio Interior para inspección (en 1979 pasaron 42).

Según fuentes del INC, la poca utilización de este servicio se debe fundamentalmente a la falta de formación del consumidor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 1980

Más información

  • Según datos del Instituto Nacional del Consumo