Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ESB impugnará la legalización de Herri Batasuna

El partido Convergencia Socialista Vasca (ESB) impugnará la legalización de Herri Batasuna (HB), cuyos estatutos fueron presentados recientemente en el Ministerio del Interior, avalados por las firmas de miembros del Partido Popular Socialista Revolucionario, (HASI), Acción Nacional Vasca (ANV) e independientes.La impugnación se basaría, según el diario Deia, de Bilbao, en el hecho de que la agrupación electoral Herri Batasuna fue inscrita en su día con el aval de dos de los partidos que la integraban, ESB y ANV, los únicos legalizados de la coalición.

A lo largo de los últimos meses, las discrepancias entre ESB y la mesa nacional de Herri Batasuna han llevado a la definitiva separación de ambos.

Por su parte, la mesa nacional de Herri Batasuna ha hecho público un comunicado en el que pide a los electos de ESB y LAIA, partidos que integraban la mesa nacional de Herri Batasuna, que abandonen sus cargos, porque son incompatibles con la pertenencia a estos dos partidos.

Aparte de estas cuestiones de tipo político -añade el periódico-, existen aspectos económicos importantes en este conflicto en el seno de Herri Batasuna. Se trata del cobro de las asignaciones por los cargos adjudicados a miembros de la coalición, en las distintas instituciones locales, tales como diputaciones, ayuntamientos y Parlamento. Los candidatos de Herri Batasuna se comprometieron en su día a no percibir ningún emolumento directamente por estos conceptos. En cada una de las instituciones hay una firma reconocida por parte de la coalición para que cobre todas las asignaciones, correspondientes a los distintos miembros de Herri Batasuna, para entregarlas en una caja común que la coalición destina a diversos fines políticos, como campañas electorales, asociaciones de vecinos; etcétera. Así ha funcionado hasta ahora.

Sin embargo, al separarse ESB y LAÍA de la mesa- nacional de Herri Batasuna, opinan que sus electos -deben percibir esas asignaciones y que no deben ir a la mesa nacional de Herri Batasuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 1980