Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Repercusiones de las elecciones al Parlamento vasco

El Gobierno vasco seguramente será monocolor

La impresión general de los partidos parlamentarios vascos, con los que por espacio de dos días ha mantenido conversaciones Carlos Garaicoetxea, de cara a la formación del Gobierno, es que éste será monocolor. Este extremo fue confirmado de alguna manera por el propio presidente del PNV, quien señaló, no obstante, que su partido no adoptará la decisión final en torno a la fórmula de Gobierno hasta tanto no se celebre la próxima semana una nueva ronda de conversaciones con las mismas fuerzas. En otro orden de cosas, el señor Garaikoetxea ha señalado que en principio se da como probable la fecha del día 24 de este mes para la reunión del Consejo General Vasco (CGV), en la que se acordará la convocatoria de la sesión constitutiva al Parlamento vasco.

En líneas generales, la primera ronda de conversaciones entre Carlos Garaikoetxea y los partidos parlamentarios ha tenido más un carácter de tanteo que otra cosa. Sin embargo, puede afirmarse que en ellas más que plantearse la forma de Gobierno -que parece prácticamente seguro será monocolor-, el presidente del PNV ha querido conocer la actitud de las diferentes fuerzas ante esta fórmula concreta de Gabinete y su posición en el Parlamento de cara a asegurarse apoyos parlamentarios en base al programa gubernamental.Ayer por la mañana estaban citados en la Diputación de Vizcaya, sede de la presidencia del CGV, UCD, Euskadiko Ezkerra, PSOE y Herri Batasuna. Unicamente las dos primeras fuerzas acudieron a la cita. Txiki Benegas telefoneó desde Madrid a Carlos Garalkoetxea para comunicarle la imposibilidad de estar presente en Bilbao. Por espacio de un cuarto de hora conversaron ambos sobre la fórmula de Gobierno y la posición del PSOE en el Parlamento. El propio Carlos Garaikoetxea comentaría luego a los medios informativos que esta entrevista telefónica y la que llevaron a cabo en la madrugada del día 10 habían tenido, conjuntamente, el mismo valor que los contactos mantenidos con las restantes fuerzas parlamentarias.

Entrevista Garaikoetxea-Viana

Por espacio de una hora y veinte minutos hablaron Carlos Garalkoetxea y Jesús María Viana, responsable de UCD en el País Vasco. Al término de la entrevista, el diputado alavés, al comentar con los informadores el contenido de la misma, afirmó que había estado de acuerdo con el presidente del PNV en que el resultado contundente de las urnas propiciaba la creación de un Gobierno monocolor.

En torno a la posición que ha de adoptar UCD en el Parlamento vasco y las condiciones para un posible apoyo al PNV en base a un programa pactado, el señor Viana declaró: «No hemos hablado de pactos a nivel de programa, ya que éste debe hacerlo el partido que gobierne en solitario. Nuestra postura en el Parlamento va a estar condicionada a la forma en que gobierne el PNV. Nosotros coincidimos en muchos puntos con el modelo de sociedad que ellos defienden, y como eso prospere de alguna manera, por encima de otro tipo de conceptos y matizaciones nacionalistas, podrán contar, por supuesto, con nuestro apoyo, pero en la oposición. Me refiero a una oposición responsable, porque en este momento hay que buscar una salida al problema del País Vasco por encima de cualquier planteamiento partidista.»

En el curso de la entrevista, Viana y Garaikoetxea hablaron extensamente de las condiciones en que el PNV aceptaría retornar al Parlamento español, y en este sentido coincidieron en la necesidad de elaborar un calendario para el traspaso de transferencias y el normal desarrollo del Estatuto.

«El PNV», precisó Viana, «ha ratificado su postura con respecto al Parlamento español, pero está plenamente abierto a un diálogo que haga posible su reincorporación, que también desea. Qué duda cabe que no sólo se trata de aclarar esas pequeñas matizaciones en torno a las leyes orgánicas, que sentados en una mesa de diálogo pueden ser subsanadas, sino de hacer un planteamiento serio de la aplicación del Estatuto en sus aspectos más importantes o prioritarios.»

«Estoy convencido de que dispuestos a dialogar y negociar con tranquilidad y con sentido constructivo», añadió, «las diferencias entre PNV y UCD son pequeñas. El problema está en que no ha habido suficiente diálogo y hay demasiados recelos y desconflanzas entre unos y otros. » En este sentido se mostró partidario de una próxima entrevista entre Carlos Garaikoetxea y Adolfo Suárez. «Aunque no hemos hablado del tema», precisó, «creo que por lógica este encuentro no tardará en producirse. Yo personalmente lo deseo y trataré de impulsarlo. »

Al requerir de los informadores su opinión sobre una posible negociación entre el PNV y ETA, el señor Viana dijo: «Si se forma un Gobierno monocolor con el PNV, y este partido decide negociar con ETA, estará haciendo frente a una de las responsabilidades que le competen y aplicará su criterio de Gobierno. Si UCD formase Gobierno no negociaría con ETA, pero si el PNV decide hacerlo le respetaremos.»

Euskadiko Ezkerra:

"O coalición u oposición"

Más escuetos con los medios informativos fueron los representantes de Euskadiko Ezkerra, que se entrevistaron posteriormente con Garaikoetxea por espacio de una hora y veinte minutos. Mario Onaindía afirmó al término de la conversación que en la misma se había hecho una valoración de las elecciones y se había analizado el tipo de Gobierno que parecía apropiado a ambas partes para sacar adelante los temas más prioritarios del Estatuto de Autonomía. «Le hemos comunicado a Garaikoetxea», afirmó, «que para nosotros hay dos opciones claras: o estamos en un Gobierno de coalición, incluso con otras fuerzas -con el fin de que haya presencia de la izquierda en el mismo-, o estaremos en la oposición. No caben posturas intermedias.»

EL PAIS pudo saber que más que una oferta de participación en el Gobierno, Carlos Garaikoetxea, trató de buscar en Euskadiko Ezkerra un apoyo parlamentario, que esta coalición condiciona, sin embargo, en gran medida a su presencia en el Gabinete.

Herri Batasuna no acudió

Al término de la ronda de conversaciones, Carlos Garaikoetxea mantuvo una breve rueda de prensa con los informadores, a los que indicó que Herri Batasuna había telefoneado anunciando que no acudiría a la cita que se le había fijado porque junto a la invitación no se le había incluido una relación detallada de los temas a tratar.

Expresó el presidente del PNV la impresión de su partido de que tras el resultado de las elecciones del día 9 se producen las condiciones adecuadas para la formación de un partido monocolor. «Pero esta decisión», añadió, «no la tomaremos hasta tanto no concluya la segunda ronda de conversaciones. El hecho de que tengamos en mente el Gobierno monocolor no impide que lleguemos a acuerdos de ámbito parlamentario. Nuestro programa está ahí, y es en torno a ese programa que deben los partidos que lo deseen las observaciones correspondientes en el supuesto de que cupieran acuerdos a nivel parlamentario.»

Tras señalar que existen hoy expectativas más fundadas que hace dos días de que se reemprendan los contactos entre el PNV y UCD, el señor Garaikoetxea consideró como no descartable una entrevista con Adolfo Suárez. «Tenernos asuntos pendientes que antes o después deben ser abordados. Se tiene que producir un trabajo de clarificación previo a nivel de portavoces parlamentarios para ver si son solucionables las diferencias que tenemos sobre las leyes orgánicas.» Expresó el señor Garaikoetxea su esperanza de que el Parlamento y quizá el propio Gobierno vasco estén constituidos antes ojustamente tras las vacaciones de Semana Santa. «Vamos a tardar un poco», dijo. «Merece la pena que haya reflexión serena en este momento.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de marzo de 1980

Más información

  • Garaikoetxea se entrevistó ayer con Viana (UCD) y una representación de Euskadiko Ezkerra