La dirección de Hunosa rehúsa negociar el convenio

La dirección de Hunosa se negó, durante la mañana y la tarde de ayer, a reanudar las negociaciones del convenio colectivo, porque, pese a la desconvocatoria de la huelga anunciada por CCOO el viernes pasado, la asistencia de trabajadores fue ayer sólo del 71%, mientras que entre los picadores bajaba al 38%.Un dirigente de la empresa manifestó a EL PAIS que los delegados de CCOO se negaron ayer a vestirse con la ropa de trabajo, en espera de una asamblea que celebrarán hoy. Esta actitud de CCOO se interpreta como un pulso a la dirección para forzarla a negociar y a abrir el sobre lacrado que contiene la nueva oferta salarial sin que la normalidad laboral se haya restablecido y con grupos mineros encerrados en los pozos Samuño y Fondón. Un portavoz de Hunosa juzgó ayer esta demora en provocar la normalidad laboral como un intento de CCOO de presentar algún triunfo a los trabajadores después de una huelga inútil, que, de hecho, tiene ya dos semanas de duración. Hunosa había prometido no sentarse a negociar mientras no se restableciese la normalidad laboral en las minas y cesasen los encierros.

Alfonso García Argüelles, gerente de la cuenca del Nalón y portavoz de la empresa en las negociaciones del convenio, recogió ayer el sobre lacrado, que se encontraba en poder del presidente de la comisión deliberadora.

La inesperada desconvocatoria de la huelga de CCOO, anunciada el pasado viernes al término de la manifestación celebrada en Langreo, produjo un gran malestar entre un sector de afiliados de CCOO, capitalizado por los partidos extraparlamentarios, que no comprendían cómo, nada más finalizar la marcha, en la que habían proferido todo tipo de gritos contra la dirección de Hunosa, se les llamaba a incorporarse al trabajo al día siguiente, sin haber obtenido ninguna contrapartida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de marzo de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50