Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acaba de librarse una de las mayores batallas de la guerra del Sahara

El último balance de la batalla de Ametti, al sur del río Draa y en territorio marroquí, donde el Polisario afirma haber realizado una de las operaciones más importantes de la guerra del Sahara, arroja la cifra de 1.375 militares marroquíes entre muertos y heridos, veintinueve prisioneros y la destrucción de veintisiete carros de combate, así como la recuperación de otros catorce y un lote importante de armas.Mientras Rabat no ha reaccionado todavía a las afirmaciones del Polisario sobre esta batalla, este último dio ayer un balance detallado de la operación, la cual ha tenido lugar del 1 al 6 de marzo contra la columna móvil marroquí Zallagha, no lejos de la plaza de Lebuirat, en el sur de Marruecos.

Aunque el número de bajas no supera las que el Polisario reivindicó en octubre pasado, tras el ataque a la localidad de Asmara (más de 2.500), la batalla de Ametti ha sido la segunda en importancia de la guerra y la mayor, hasta ahora, de las que el Frente, clalifica de «batalla de posiciones», caracterizadas por el enfrentamiento entre dos fuerzas de choque, probablemente cifradas en 2.000 a 3.000 hombres.

La guerra del Sahara se ha transformado en un conflicto militar de tipo clásico, en el que se enfrentan dos ejércitos armados poderosamente. La columna Zallagha, con unos efectivos de 7.000 hombres, había sido formada a fines de enero pasado, en Bir-Querir, no lejos de Marrakech, bajo el mando del coronel mayor Mohamed Abruk, y su misión consistía en completar un dispositivo de defensa móvil en la parte norte del territorio saharaui al sur del río Draa.

El descalabro sufrido ahora pone en tela de juicio la efectividad de este tipo de unidades.

En la capital argelina los observadores diplomáticos subrayan que el ataque a la columna coincidió con la llegada del rey Hassan II a DajIa, como si hubiera habido un deseo deliberado del Polisario de demostrar su potencia militar y minimizar, al propio tiempo, el impacto psicológico de esta visita del monarca alauita.

Tampoco se considera aquí un hecho casual que las últimas operaciones militares de los saharauis tengan como marco el sur de Marruecos y la parte norte del Sahara occidental, pero esto no se toma como el resultado de un control por las fuerzas marroquíes de la parte sur del territorio saharaui, sino más bien como una demostración de fuerza y movilidad de las propias columnas del Polisario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de marzo de 1980

Más información

  • En Ametti, Marruecos ha perdido 1.400 hombres y abundante material, según el Polisario