El Parlamento discutirá el plan económico y social del PSOE para Extremadura

En próximas fechas será discutido en el Parlamento el plan económico y social del PSOE para Extremadura, según ha manifestado el senador socialista Enrique Ballesteros. Este plan, que fue redactado como estrategia electoral, pasó luego a ser un auténtico plan, en el que ha intervenido un equipo de técnicos especialistas.

Según Enrique Ballesteros, el plan puede hacerse efectivo, pues los 104.000 millones necesarios no son una inversión exagerada, y, sin embargo, se da un fuerte impulso a la industrialización del medio rural mediante la potenciación de cooperativas de trabajo asociado y a través de empresas privadas. La industria ligera, según el plan, es la más conveniente para Extremadura, y puede ser un fuerte freno a la masa de desempleo.Con una inversión de unos 48.000 millones de pesetas en la financiación de medianas y pequeñas empresas y cooperativas en el campo de la industria ligera pueden crearse, según las previsiones, unos 16.000 puestos de trabajo en los ocho años de vigencia del plan. Para los sectores primario y terciario también se contemplan las posibles soluciones, aunque más cautelosas, habida cuenta de la excesiva mano de obra que se dedica a la agricultura, por encima, según estimación, de los niveles idóneos. No obstante, sería posible la creación de más puestos de trabajo en la agricultura y en la ganadería como medida transitoria hasta que existan puestos de trabajo industriales. Realizar una labor investigadora aplicable a la agricultura y ganadería para elevar los rendimientos y la creación de empresas modernas y competitivas impulsaría al sector primario de cara a la integración de España en el Mercado Común.

Los 104.000 millones necesarios para poner en práctica este plan, según el PSOE, pueden obtenerse mediante una correcta utilización del ahorro extremeño por parte de las cajas de ahorro extremeñas, y también a través de las aportaciones del fondo interregional de compensaciones y el sector público.

Los socialistas están seguros de que la aplicación de este plan es preciso para la corrección de los problemas extremeños, y pretenden sacarlo adelante. Aunque sea preciso introducir las enmiendas que otros partidos aporten, no temen tampoco que el Gobierno no pueda presentar un plan que haga frente al suyo con tal de que sea aplicado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS