Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Departamento de Estado norteamericano valora el respeto de los derechos humanos en España

«La adhesión de España a los derechos humanos sufrió una severa prueba el pasado año, debido al terrorismo interno, en particular bajo la forma de asesinatos de policías y militares realizados por extremistas vascos, ETA, y por terroristas de los GRAPO. Tales acciones tienen como objetivo minar la capacidad de gobierno de la autoridad central», escribe, respecto a España, el informe anual del Departamento de Estado de EEUU, publicación que en 854 páginas analiza la situación del respeto, o lo más frecuente, violación, de los derechos humanos en 154 países durante 1979. El informe se publica desde la llegada a la Casa Blanca, en 1976, del presidente Jimmy Carter. Sirve de base al Congreso y al Senado para modelar la ayuda financiera y militar al exterior, en función de la aplicación de los derechos humanos. Es éste un principio un tanto teórico en muchos casos, donde las necesidades de la estrategia norteamericana pasan por encima de consideraciones morales.

La situación de guerra fría con el Este, la invasión de Afgánistán y los acontecimientos en Irán son otros elementos que pueden convertír el noble principio del informe sobre derechos humanos en una publicación más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 1980