GENTE

Paul McCartney,

ex beatle, fue detenido y esposado por la policía de Tokio cuando intentaba entrar en Japón con 220 gramos de marihuana, que te fue aprehendida. No sólo se frustró la libertad del cantante, sino la gira de su grupo, Wings.La visita de Paul McCartney a Japón tenía también un carácter turístico. El cantante viajaba acompañado por su mujer, Linda, sus cuatro hijos y los demás integrantes del grupo. Estas vacaciones de trabajo de Paul iban a ser, en cierto modo, una rememoración del éxito que los Beatles tuvieron en Japón antes de disolverse. El conjunto de Liverpool actuó en Tokio en 1966. Antes de ser detenido ayer, Paul McCartney posó sonriente ante los fotógrafos nipones, mostrando con orgullo al menor de sus hijos. Poco después, la policía le cacheó y halló en una de las maletas del cantante los 220 gramos de droga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS