Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

EL PAIS y la URSS

EL PAIS está apostando cada día por la democracia occidental sin dejarse traslucir claramente por la de modelo yanqui o léase capitalista. No creemos que el oro de Washington llegue a EL PAIS, pero no dejarnos de sospechar que cual minucia o pretexto vano valga para atacar, eso sí, delicadamente, a la Unión Soviética. Recuerdo tristemente EL PAIS del día 2 de mayo de 1979, fue un número claramente lleno de falacias contra aquella nación.«La debilidad de los hombres fuertes» es un editorial de EL PAIS, un poco incongruente y falto de objetividad. Se meten a Leónidas Brejnev y a Franco en un mismo saco, tratando de hacer un paralelismo entre las últimas décadas de nuestro país y aquél. Es obvia la ligereza y superficialidad del escrito si no hay mala intención. Y se termina sentenciando que, a la vista de lo expuesto, se ven claras las ventajas de nuestra «democracia», la occidental, la capitalista. Hombre, claras, claras, tampoco.

Entre el poder geriátrico y el multinacional no sé con cuál quedarme, de verdad. No tengo claro tampoco si prefiero ser negro en un gheto neoyorquino o disidente georgiano. Nadie me había preguntado si vietnamita o checoslovaco. En fin, la cosa está difícil, para mí, para EL PAIS el sunto es diáfono. ¡Qué suerte, señores!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 1979