Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sabotaje contra una planta atómica suiza

Doce días antes de entrar en funcionamiento regular, pero sometida a un proceso de ensayo desde mediados de octubre último, la central nuclear suiza de Goesgen, situada en el norte de este país, sufrió un atentado explosivo en la noche del viernes al sábado, lo que produjo la interrupción de funcionamiento de su reactor, que fue puesto en funciones nuevamente ayer al mediodía.

El atentado se produjo en el exterior de la central, destruyendo la explosión un pilar de acero, que, al caer, averió el transformador que alimenta al reactor. Los responsables de la central estiman los daños en un millón de francos suizos (35 millones de pesetas).

La policía no ha encontrado indicios sobre la identidad de los autores de este atentado, que se suma a otro, ocurrido en la misma central nuclear, hace algunos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de noviembre de 1979