Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calma en el sepelio del comandante Ezquerro

Sin apenas incidentes, se celebró ayer, en el hospital militar de Zaragoza, el funeral en memoria del comandante Julián Ezquerro, asesinado el pasado miércoles por un comando terrorista, en Bilbao.El acto religioso estuvo presidido por las primeras autoridades zaragozanas, y se desarrolló en perfecto orden. Una vez concluida la ceremonia, algunos individuos, conocidos por su vinculación ideológica a la extrema derecha, que se habían congregado a la puerta del hospital, dieron gritos de «Caídos por Dios y por España», e intentaron promover incidentes, que fueron rápidamente sofocados por el comandante encargado de la seguridad del acto, quien ordenó silencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de septiembre de 1979