Yasser Arafat valora que España no haya establecido relaciones diplomáticas con Israel

El presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, recibió ayer tarde en el palacio de la Moncloa a Yasser Arafat, presidente del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina, que llegó a Madrid a las dos de la tarde en un vuelo, procedente de Trípoli, de las Líneas Aéreas Libias. En el curso de la entrevista, Suárez y Arafat abordaron, entre otros temas, la cuestión del reconocimiento español de la entidad palestina, la posible mediación de la OLP entre Rabat y Argel, a propósito del litigio sahariano, y la eventual elevación de la oficina de la OLP en Madrid a un rango diplomático más alto.

Más información

Yasser Arafat explicó a Suárez la actual situación de la cuestión palestina, valoró positivamente el hecho de que España no haya establecido relaciones con Israel y pidió del Gobierno español su aval a la causa palestina ante Europa, en sus intentos por lograr la creación de un Estado que acabe con la diáspora de los palestinos.El viaje del líder palestino se inserta dentro de los cambios producidos en la opinión pública de los países occidentales, tras la iniciativa del ex embajador norte americano ante las Naciones Unidas, Andrew Young, de entablar contactos con representantes palestinos. Precisamente, uno de los consejeros que acompañan a Arafat en su viaje a Madrid, Isam Sartawi, dirigente de Al Fatah y responsable de la OLP para Europa, fue quien mantuvo contactos con el embajador norteamericano en Austria, Leonard Wolf.

Yasser Arafat, que llegó a la zona militar del aeropuerto de Barajas en medio de fuertes medidas de seguridad y con cuatro horas de retraso, fue recibido en el aeropuerto por Manbel Alabart, jefe de Protocoló del Ministerio de Asuntos Exteriores, cuyo titular, Marcelino Oreja, permaneció parte de la mañana de ayer en el aeropuerto y el resto en las Cortes, en el debate sobre lo acuerdos con la Santa Sede.

El embajador egipcio, ausente

Al pie del avión libio, un Mystere-20, que le trajo de Trípoli, el presidente de la OLP fue cumplimentado por todos los embajadores de países árabes en Madrid a excepción del egipcio. También se hallaban en la recepción dos representantes de la oficina popular de Libia en Madrid y el nuevo embajador de Irán en España, que ha llegado a nuestro país hace cuatro días.

Yasser Arafat, tocado por la, típica kifiya y rodeado por numerosos guardaespaldas, mantiene con extrema cautela su programa de visitas y horarios en España, por razones de seguridad. Permanecerá en España, presumiblemente, hasta el próximo sábado, y desde Madrid seguirá vuelo hacia París, aunque este extremo no ha podido ser confirmado plenamente.

En la tarde de ayer se entrevistó en el hotel Ritz -en cuya quinta planta reside- con Santiago Carrillo, quien calificó de «excelente » la iniciativa española de promover el diálogo euroárabe, así como el que España haya sido el primer país de Europa que ha recibido al líder de la OLP». «España, con esta iniciativa», dijo el señor Carrillo, «se coloca a la cabeza de una tendencia, que se da hoy en toda Europa, para una mejor aproximación y comprensión de los problemas de Oriente Próximo. Poco después se entrevistó con el presidente de la comisión gestora del PSOE, José Federico de Carvajal, y los dirigentes socialistas Enrique Múgica y Luis Yáñez.

Enrique Múgica subrayó que el PSOE es partidario de la creación de un Estado palestino, con la consideración previa de que el Estado de Israel es indisoluble. «Soy partidario de la coexistencia estatal de judíos y palestinos, y ello cuadra con la política que el PSOE ha mantenido siempre respecto a Oriente Próximo.

Mientras posaba para los fotógrafos, Arafat enseñó un revólver Magnum, del que no se desprende nunca. Para sus desplazamientos utiliza un vehículo blindado, cedido por la Presidencia del Gobierno, que luce la bandera negra, blanca y verde, con un cuartel rojo, de la nación palestina.

Con Arafat, cuyo nombre auténtico es el de Abdel Ratif, se hallan en Madrid Ahmed Sudqui Dajani, miembro del comité ejecutivo de la OLP; el dirigente moderado Isam Sartawi, y Abu Mezar, portavoz de la organización palestina. Todos ellos, además de Ahmed Abul L'Izz, director de la oficina de la OLP en Madrid, conversaron durante poco más de una hora con Adolfo Suárez y Marcelino Oreja, ministro español de Asuntos Exteriores, a quienes acompañaban Alberto Aza, Eugenio Brigolat, Pedro de Aguirrebengoa y Luis Jordana, embajador de España en Líbano.

Hoy, Yasser Arafat mantendrá una reunión de trabajo en el palacio de Santa Cruz, se entrevistará con estudiantes palestinos residentes en España y con dirigentes de UCD, líderes sindicales y con Manuel Fraga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de septiembre de 1979.

Lo más visto en...

Top 50