Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez pide testigos de la muerte de Ignacio Quijera

El Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado, en un pleno que finalizó en la madrugada de ayer, una moción en la que exige responsabilidades al gobernador civil de Guipúzcoa y al Gobierno de Madrid por los últimos acontecimientos ocurridos en Euskadi, en los que se produjo el homicidio del joven Ignacio Quijera. Por otra parte, el Juzgado de Instrucción número 2, de San Sebastián, ha dictado un edicto en el que pide la comparecencia de testigos presenciales de la muerte.La moción del Ayuntamiento de Bilbao, aprobada con los votos favorables del PNV y Herri Batasuna, mientras UCD se oponía y los socialistas se abstuvieron, indica que la Corporación hará las gestiones posibles ante las autoridades francesas para que sea regularizada la situación de los refugiados vascos en el sur de Francia y les sea respetado el derecho a residir en Euskadi, concediéndoles las oportunas cartas de residencia y trabajo. También fue aprobada una moción, propuesta por los socialistas, que exige el inmediato traslado de las competencias previstas en el Estatuto sobre policía autónoma.

Varios diarios de San Sebastián publicaron ayer el edicto del magistrado juez de instrucción número 2 de esta ciudad, en el que se hace un llamamiento a los testigos presenciales del homicidio de Ignacio Quijera, ocurrido el pasado sábado durante una manifestación, para que aporten datos sobre lo ocurrido. El llamamiento es consecuencia del sumario abierto por el juzgado para esclarecer los hechos.

Por otra parte, ayer continuaban detenidos en la Dirección de la Seguridad del Estado siete militantes de la Liga Comunista Revolucionaria, cinco chicas y dos chicos, que fueron detenidos en la noche del jueves cuando pegaban en las calles de Madrid carteles murales en relación con el País Vasco. Los carteles decían: «Solidaridad con Euskadi». «No más asesinatos», «Fuera las FOP de Euskadi», «Autodeterminación».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 1979

Más información

  • El Ayuntamiento de Bilbao pide responsabilidades al Gobierno