Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento salarial español, entre los últimos de Ia OCDE

España ocupa el decimocuarto puesto en cuanto a crecimiento de los salarios en los últimos seis años dentro de la veintena de países más industrializados entre los miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), según comenta L'Observateur de l'OCDE, en su número de julio.De los países analizados, sólo en Estados Unidos, República Federal de Alemania, Dinamarca, Finlandia y los Países Bajos, han crecido menos que en España los salarios por persona, ocupada en relación con el producto interior bruto. El estudio tiene base 100 en 1972 y España terminó 1978 con 99,8, mientras que los países en los que crecieron más los salarios se sitúan en 117, Irlanda; 113,3, Bélgica; 109,8; Nueva Zelanda; 108,9, Australia; 106,9, Noruega; 106,3, Japón; 105,1 Canadá; 104,4, Francia, y 104,9, Italia, por ejemplo.

El estudio, que se refiere a la participación de los salarios dentro del producto interior bruto, y no recoge por tanto las oportunas correcciones en función de las horas trabajadas, señala que los salarios avanzaron en España al 100,3 en 1973: 101,5, en 1974; 100,4, en 1975; 101,8, en 1976; 101,3, en 1977, y 99,8, en 1978. Es decir, que en su cota máxima dentro de estos seis años, en 1976, sólo ganaron el 1,8% de participación en el producto interior bruto.

Por el contrario, dentro de los países en los que los salarios avanzaron menos en 1978 que en España, cabe destacar que sólo en Estados Unidos permanecieron todos estos años por debajo de 100; es decir, retrocedieron con respecto a 1972; y concretamente el 1,9%, en 1974; 2,2, el año siguiente; 3,1, el posterior, y 3,1 también, en 1977, para terminar 1978 con 115. Los otros siempre superaron las cotas españolas: en la República Federal de Alemania ganaron el 3,7% en 1974; en Dinamarca, el 8,4% en 1975; en Finlandia, el 4%, en 1976, y en los Países Bajos, el 3,2% en 1975.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 1979