Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez Llorente insiste en la conveniencia de una ejecutiva socialista de síntesis

«Lo óptimo sería el acuerdo de elegir una ejecutiva en la que se equilibraran los temperamentos, las actitudes y la experiencia, de tal suerte que en la medida de lo posible quedase garantizado que el texto ideológico aprobado tiene el respaldo en su conjunto de los miembros de aquélla, y que va a llevar a la praxis de manera íntegra y equilibrada, que es el problema de fondo», afirma Luis Gómez Llorente, en unas declaraciones efectuadas al periódico quincenal Tierra.

«En este sentido», añade, hace falta pensar en una composición humana que de algún modo haga prever razonablemente que existirá debate en los órganos de dirección del partido, porque si predominan actitudes seguidistas y mayorías a priori, entonces se degenera en personalismos caudillistas que acaban con la democracia interna». El líder del sector crítico, que juzga la labor de la comisión gestora del PSOE como «digna, en líneas generales», señala más adelante que de no conseguirse una ejecutiva de verdadera síntesis, de la que se declara partidario, él mismo promovería la formación de una alternativa de dirección del partido, aunque en ningún caso se considera persona idónea para ocupar el cargo de secretario general.

Para Gómez Llorente, el eventual acceso del PSOE al Gobierno nada tiene que ver con que se defina o no se defina marxista, «ya que lo que importa a la sociedad española y a las demás fuerzas políticas es si juega o no juega a la Constitución, y aquí nuestras posturas son claras».

«Respecto a ese hipotético Gobierno de coalición en monoría con UCD, me parece algo remotamente probable», declara, «entre otras cosas, porque electoralmente no interesa a ninguno de los dos partidos».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de agosto de 1979