Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANARIAS

El PSOE pide una ley de aguas para el archipiélago

Ante los problemas que en materia de agua padece en la actualidad el archipiélago canario, como consecuencia del progresivo descenso que se viene experimentando en las reservas acumuladas y que ya constituye un grave peligro para las necesidades de abastecimiento en un futuro inmediato para algunas de las islas, los socialistas del PSC-PSOE consideran prioritaria la elaboración de una ley de aguas para Canarias, con criterios y experiencias autóctonas, que «contemplen la racionalización de la producción, captación, distribución y uso del preciado líquido», declaró a EL PAIS el senador Alberto de Armas, presidente de la segunda fuerza política canaria. Esta ley -señala una resolución del PSC-PSOE- debe prever la creación de un ente público canario que cumpla tales objetivos en estrecha conexión con los consejos insulares de agua, desarrollando ambos coordinadamente un programa que se base fundamentalmente en el control para el transporte, uso y precio de las aguas, sea cual fuere la titularidad de las mismas; reserva el derecho de toda nueva apertura de galerías y pozos, haciéndolo en los lugares más adecuados y utilizando las técnicas más modernas de perforación y explotación; puesta en práctica de una política de canalización y repoblación forestal que permita la recarga natural y artificial de las galerías, así como una investigación permanente sobre el gasto público realizado en materia de embalses que no se han podido poner en funcionamiento, como los ejemplos de las presas de los Campitos, en Tenerife, y el de La Laguna de Barlovente, en La Palma, entre otros.

Resumiendo, el espíritu que inspira la alternativa de los socialistas canarios en lo que respecta a los recursos hidráulicos del archipiélago ha de indicarse que busca principalmente el ahorro del agua mediante una acción concertada de los consejos insulares con los organismos canarios y nacionales.

En cuanto a los planteamientos que tiene el PSC-PSOE en torno a la presencia del agua en el sector agrario, este partido considera que «debe favorecerse la sustitución de los sistemas de riego tradicionales por nuevas técnicas, como las de goteo o aspersión, ayudando a la construcción de pequeños depósitos convencionales, estanques y charcas que permitan regar las fincas», manifestó el propio senador socialista.

Por lo que respecta a la producción de energía, el PSC-PSOE propugna la intervención del órgano de gobierno canario en la dirección y control de la Unión Eléctrica de Canarias (Unelco), empresa que se encarga del suministro de fluido eléctrico en todo el archipiélago, y considera, por otra parte, necesaria la implantación de una política de fomento de la investigación y utilización práctica de fuentes de energía no convencionales, singularmente la solar, eólica y geotérmica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de julio de 1979