Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ceaucescu insistió en la paz e independencia al recibir la llave de Madrid

«Espero que esta llave abra la puerta de la amistad entre nuestr os pueblos y que sólo utilizaré para abrir el camino de la paz y cerrar el paso a los malos pensamientos de aquellos que se oponen a los pueblos libres e independientes», con esta frase alegórica, el presidente rumano, Nicolae Ceaucescu, agradeció ayer la entrega de la llave de oro de Madrid que le ofreció en el Ayuntamiento el alcalde socialista, Enrique Tierno Galván.

Siguiendo la tónica de sus discursos precedentes, el líder político rumano insistió en el salón de sesiones municipal en la oposición «a todo tipo de colonialismo y de imperialismo» y reafirmó la necesidad de «la independencia de los Estados frente a las presiones de las grandes potencias (...). Siendo la conferencia de Madrid de 1980 un nuevo impulso para la paz y la independencia».El matrimonio Ceaucescu se trasladó en helicóptero desde Aranjuez hasta el patio de la Armería del Palacio Real, desde donde marcharon en el Rolls Royce de la Casa Real al Ayuntamiento, escoltados por un escuadrón de lanceros.

Fue recibido por el alcalde, señor Tierno Galván, y, tras ser presentado a la Corporación local, Ceaucescu pasó a firmar en el libro de personalidades. En el transcurso de la ceremonia de entrega de la llave de oro de la ciudad y la medalla de plata, Nicolae Ceaucescu invitó al alcalde madrileño a visitar Bucarest al frente de una delegación municipal.

Finalizado el acto, el protocolo se rompió en el momento en que el secretario general del Partido Comunista de España (PCE), Santiago Carrillo, se acercó a saludar a su homólogo rumano, «al que conozco desde antes de que ocupase altos cargos», según sus propias palabras.

En el transcurso del cuarto de hora largo que duró la conversación, el matrimonio Ceaucescu, que siempre estuvo acompañado por su hijo Nicu, departieron amablemente con los representantes comunistas y concejales de otros partidos que les fueron presentados.

Entrevista con Suárez

Antes de acudir al palacio de la Moncloa, donde estaba prevista una entrevista con el jefe del Gobierno español, el matrimonio Ceaucescu y su séquito hizo un breve recorrido por las salas del Museo del Prado, recorriendo especialmente los salones dedicados a la obra de El Greco, Goya, Velázquez y la escuela flamenca.

Alrededor de las 12 del mediodía, el presidente del Consejo de Ministros español, Adolfo Suárez, recibió a los señores de Ceaucescu y séquito en la sede de la Presidencia del Gobierno.

Poco más de una hora duró la entrevista entre los jefes de Estado y del Gobierno rumano y español, sin que trascendiera ningún comentario acerca de los temas tratados en la conversación. En la entrevista estuvieron presentes los ministros de Asuntos Exteriores de Rumania y España, Stefan Andrei y Marcelino Oreja, quienes mantendrán una entrevista particular mañana, en el palacio de Viana, antes de la firma de los tres convenios bilaterales, comercial, cultural y de transporte.

El señor Suárez ofreció, inmediatamente después de su conversación con Nicolae Ceaucescu, un almuerzo privado al séquito rumano, al que asistieron el vicepresidente primero del Gobierno español, Manuel Gutiérrez Mellado y otros miembros del Gabinete español.

Acabada la comida, el presidente rumano se trasladó a Aranjuez, donde recibió a media tarde al secretarío general del PCE, Santiago Carrillo. La oficina de prensa de los comunistas españoles manifestó desconocer los temas que tratarían ambos dirigentes.

Asimismo, Ceaucescu recibió por la tarde al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Carlos Ferrer Salat. Ambos conversaron sobre la organización empresarial española y las posibilidades del mercado español en las relaciones comerciales con Rumania.

Ya por la noche, el primer mandatario rumano ofreció una recepción al cuerpo diplomático acreditado en Madrid. Como es habitual en el protocolo de los dignatarlos del Este europeo, no se celebrará cena de gala en devolución de la ofrecida por los Reyes con motivo de su Ilgada a España.

A primeras horas de hoy, los señores de Ceaucescu saldrán en avión con destino a Valencia, donde visitarán la fábrica de pantalones vaqueros Lois (prenda de vestir muy apreciada por los consumidores rumanos) y los Altos Hornos de Sagunto.

Firma de un protocolo económico

Por otra parte, ayer se firmó en la sede del Instituto Nacional de Industria (INI), en Madrid, un protocolo relativo al desarrollo de las relaciones económicas entre España y Rumania.

El acuerdo fue firmado entre la empresa paraestatal española y el Ministerio de Construcción de Maquinaria de Rumania. El primer viceprimer ministro rumano de Comercio Exterior y Cooperación Económica Internacional, Alexandre Margaritescu, firmó por parte rumana y el presidente del INI, José Miguel de la Rica, lo hizo de la parte española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1979

Más información

  • El presidente rumano se entrevistó con Suárez