Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estatuto de Guernica, a referéndum entre todos los representantes vascos

El Estatuto de Autonomía vasco aprobado en Guernica será ratificado a principios de junio en una «cumbre» política a la que podrán asistir con voz y voto la totalidad de los cargos representativos de Euskadi, que van desde los que ostentan la condición de parlamentarios hasta las autoridades municipales, pasando por los junteros y los diputados provinciales.

La iniciativa, que parte de una reunión mantenida por la Asamblea de Parlamentarios vascos, fue asumida ayer en la capital donostiarra por el Consejo General Vasco, cuyo presidente iniciará las gestiones oportunas con los políticos para establecer la fecha de la magna asamblea.

La iniciativa es analizada en algún medio político vasco como un intento de los partidos que apoyan el Estatuto de Guernica de neutralizar las tesis sustentadas por la izquierda abertzale más radicalizada, Herri Batasuna, partidaria de la elaboración de un nuevo Estatuto de Autonomía desde la base municipal. En caso de celebrarse esta cumbre política, a la que tendrían acceso la totalidad de los representantes de las corporaciones vascas, el Estatuto de Guernica -que sin duda sería ratificado- obtendría de esta forma el consenso de los representantes municipales, con lo que los argumentos de Herri Batasuna podrían quedar difuminados.

El Consejo General Vasco analizó también ayer el decreto en el que se establecen las bases para su renovación y que probablemente será publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado. Se espera que este decreto-ley establezca las condiciones necesarias para acceder a la titularidad de las consejerías, entre las que se piensa que no va a figurar como necesaria la ostentación de representación parlamentaria.

El presidente del PNV instará a los parlamentarios vascos para que elijan en cada territorio histórico a las tres personas que han de acceder a este organismo político. Todo parece indicar que será el jueves el día que en Vizcaya, Guipúzcoa y Alava se realicen las reuniones para tratar sobre estas elecciones.

Los consejeros reunidos ayer -faltaba casi la mitad, y entre ellos, el presidente, Rubial, que se encuentra enfermo -, trataron también de las próximas transferencias relacionadas con los ferrocarriles de vía estrecha, y a propuesta de la Consejería del Interior, se acordó suspender los acuerdos adoptados por el Ayuntamiento de Arrigorriaga, que había decidido en un pleno celebrado el 11 de mayo la participación del pueblo con voz y voto en los debates municipales.

El Consejo fue informado también de la visita a Harrisburg de una comisión delegada por el PNV y de las opiniones de la Organización Internacional de Energía Atómica en torno a la planta nuclear que se construye en Lemóniz.

En relación con la recomposición de los órganos de gobierno del Consejo General Vasco, anoche se celebraba una reunión entre los partidos que forman parte del mismo. De acuerdo con un decreto reciente del Ministerio de Administración Territorial, los nuevos miembros de los Gobiernos preautonómicos deben ser designados antes del día 25 de este mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1979

Más información

  • Decisión del CGV para neutralizar a Herri Batasuna