Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thorpe quiso arrojar el cadáver de Scott a una mina de estaño

El ex líder del Partido Liberal británico, Jererny Thorpe, sugirió a sus cómplices que Norman Scott fuera asesinado y su cadáver arrojado a una mina de estaño, alegó el fiscal Peter Taylor, en el tercer día del juicio que se les siguió ayer en el Old Bailey, de Londres.Thorpe, de cincuenta años, comparece en el banquillo, junto con otros tres presuntos cómplices, bajo la acusación de «conspirar para procurar el asesinato de Norman Scott», un ex modelo que alegó haber mantenido relaciones homosexuales con él.

Tanto Thorpe como sus companeros en el banquillo, David Holmes, banquero y ex vicetesorero del Partido Liberal; John Le Mesvrier, director de empresa, y George Deakin, propietario de un negocio de máquinas de juego y de un club, niegan las acusaciones.

Según el fiscal, Thorpe, que sentía su carrera política amenazada por las acciones de Scott, llegó a sentirse tan obsesionado por ello que «un día de diciembre de 1968 habló con su entonces colega parlamentario, Peter Bessell, de la necesidad de deshacerse de Scott, en su despacho del Parlamento».

«Pero en una reunión posterior, en la que, además de los ya citados, se encontraba David Holmes -uno de los tres acusados en la conspiración-, se decidió abandonar la idea porque Norman Scott había contraído matrimonio.»

Peter Bessell, que desde entonces se retiró del Parlamento y reside actualmente en California, asiste al proceso como testigo de cargo a cambio de inmunidad.

La idea de dar muerte a Norman Scott surgió después de estudiarse otras alternativas, entre ellas la de comprar su silencio,

«Pero cuando Peter Bessell desechó esta segunda posibilidad, Jeremy Thorpe dijo: "Entonces lo único que queda es deshacerse de él".»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de mayo de 1979

Más información

  • Nuevas acusaciones del fiscal