Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 5.000 personas

Asistieron ayer al sepelio de los restos mortales del concejal del Ayuntamiento de Esplugas de Llobregat, Manuel Florentín Pérez, asesinado ayer tarde en la farmacia que regentaba. Numerosas autoridades y personalidades desfilaron por la capilla ardiente instalada en el Ayuntamiento y, posteriormente, se trasladaron a la iglesia parroquial de Santa Magdalena, donde se celebró un funeral de cuerpo presente, que presidió Josep Tarradellas, presidente de la Generalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 1979