Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

INI y Hunosa, reticentes a la intención de Minas de Figaredo

En el Instituto Nacional de Industria y en Hunosa existen fuertes resistencias a la integración de Minas de Figaredoen esta empresa pública nacional bullera.

Un informe del INI señala que los técnicos y responsables de Hunosa no aprecian ventajas en la explotación conjunta de Minas de Figaredo con algunas explotaciones de Hunosa. La equiparación de los sueldos de los 1.600 trabajadores de esta mina con los de la empresa nacional aproximaría el déficit por tonelada de Minas de Figaredo a la media que tiene Hunosa. El informe advierte que las pérdidas sufridas por Minas de Figaredo en los últimos años han conducido a la empresa a una situación de profunda descapitalización, con repercusión en las instalaciones y en las preparaciones mineras. Las reservas explotables en las plantas actuales pueden resultar insuficientes para dar tiempo a la puesta en explotación de las nuevas plantas, sexta y séptima, con el riesgo de provocar un colapso de producción. Para asegurar la continuidad de las explotaciones es urgente abordar una inversión mínima de 328 millones de pesetas actuales en el trienio, sin incluir las necesidades de mecanización y mejora de equipos. El exigible de la empresa arroja una cifra de 647 millones de pesetas y sus acreedores más importantes son la Seguridad Social (272 millones), Banco Español de Crédito (245) Y Hacienda (veintinueve).Según el informe del INI, en términos salariales equiparables a los de Hunosa, las pérdidas anuales de explotación podrían ser estimadas entre 836 y 994 millones de pesetas actuales y representan 3.154 y 5.521 pesetas por tonelada, respectivamente.

Los trabajadores de Minas de Figaredo se encuentran en huelga indefinida desde el pasado 24 de marzo, ante la falta de una respuesta concreta de la Administración sobre el futuro de esta explotación minera privada, amenazada de cierre si no surge una solución que permita su continuidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 1979

Más información

  • No aprecian ventajas en la explotación conjunta