Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aplazado el juicio contra el comando "Aralar"

La Audiencia Nacional ha aplazado la vista del juicio que debía haberse celebrado ayer en Madrid contra los cinco presuntos integrantes del comando Aralar de ETA militar, acusados de tenencia ilícita de armas y terrorismo. Al parecer, la suspensión se debe al estado de debilidad general que presentan tres de los supuestos miembros del comando para cada uno de los cuales el fiscal pide cuarenta años, y que participaron en una larga huelga de hambre en la cárcel de Soria.Según informaron a , corresponsal de EL PAIS en Pamplona, los abogados defensores de los presos vascos, la vista ha sido aplazada por decisión judicial a petición de la defensa, ya que José Flores Arregui, Mikel Lopetegui Olasagarre y Julián Galarza Ochoa, que han mantenido una huelga de hambre en la cárcel de Soria de algo más de un mes de duración, se encuentran reponiéndose de su estado de debilidad general. Por el momento no se ha fijado una nueva fecha, aunque se espera que el juicio pueda celebrarse dentro del próximo mes.

José Flores, Mikel Lopetegui y Julián Galarza fueron detenidos por la Guardia Civil en Alsasua, el 5 de octubre de 1978, después de mantener un tiroteo junto al puerto de Urbasa, en el que resultaron heridos los dos primeros. Según la información policial facilitada en aquella ocasión, Flores, Lopetegui y Galarza intentaban atentar contra la vida del teniente de línea del puesto de Alsasua, cuando fueron detectados por fuerzas de la Guardia Civil. En el coche se les ocuparon tres pistolas, dos metralletas Stein y munición. Posteriormente, en un piso de Lakunza, propiedad del padre de Lopetegui, la policía encontró diez kilos de goma-2, nueve kilos de tuercas, alrededor de un millón de pesetas y diversas herramientas y materiales para preparar explosivos. Al ser puestos a disposición policial, los tres detenidos denunciaron supuestos malos tratos y torturas por parte de la policía y Guardia Civil.

Manuel Pellejero Echalecu y Juan Ollo Ozcariz, fueron detenidos el 10 de octubre de 1978 en Lakunza y Pamplona, respectivamente. Después de ingresar en prisión junto con los otros tres presuntos integrantes del comando Aralar, Pellejero y Olio quedaron en libertad provisional bajo fianza. En la actualidad, el fiscal solicita para Flores, Lopetegui y Galarza cuarenta años de prisión para cada uno, acusados de supuestos delitos de terrorismo y tenencia de armas y otros tres para Pellejero y Ollo, respectivamente, en calidad de cómplices de los anteriores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 1979

Más información

  • Ante la debilidad de los acusados por huelga de hambre