Vietnam rechaza la propuesta china de negociaciones

El régimen de Hanoi rechazó ayer la propuesta formal de negociaciones hecha anteanoche por China. Vietnam calificó la oferta de maniobra destinada a encubrir la intensificación de la guerra. Anunció también que durante los primeros enfrentamientos de la llamada batalla de Lang Son han resultado muertos más de 2.500 soldados chinos.

Esta batalla parece estar perfilándose como el elemento clave de la guerra, iniciada hace catorce días. Los servicios de inteligencia occidental instalados en Bangkok informan que, tanto China como Vietnam, han reforzado considerablemente sus tropas en el área de Lang Son, a unos 130 kilómetros al norte de Hanoi. La ciudad, capital de la provincia del mismo nombre, se encuentra todavía en poder de las fuerzas vietnamitas. La mayor parte de los combates se están librando en la zona escarpada que la rodea. Pero los chinos tienen prácticamente cercada la capital, y en las últimas horas han cortado definitivamente la carretera que la une a Hanoi.Las fuentes occidentales señalan que los chinos no han entrado en Lang Son por temor a hacerse más vulnerables a los bombardeos de la artillería vietnamita, emplazada en las colinas circundantes.

Sin embargo, no se descarta la posibilidad de una fuerte ofensiva de Vietnam contra el cerco chino, mediante unidades de élite de su Ejército regular, que en las próximas horas llegarían a la región.

Hanoi exige la retirada total china

El viceprimer ministro chino, Li Xiannian, que ocupa el cuarto lugar en el Gobierno de Pekín, declaró que China está próxima a alcanzar los «objetivos fijados: hacer comprender a Vietnam -dijo- que las provocaciones armadas no les reportarán nada bueno».

En respuesta directa a la nota entregada anteanoche por el Ministerio de Asuntos Exteriores chino a la embajada vietnamita en Pekín, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Vietnam, en un comunicado entregado en Pekín, se limitó a reiterar la exigencia de la retirada militar china. «China -dijo a su vez Radio Hanoi- debe retirar todas sus tropas agresoras de Vietnam y comprometerse a respetar la independencia, la soberanía y la integridad de su territorio. Este es -subrayó- un principio inalterable. »

Hanoi indicó que, mientras prosiga la agresión, «hablar de negociaciones sólo constituye un ardid». En la nota oficial, Vietnam sostiene también que los «chinos han seguido las huellas del imperialismo norteamericano».

Vietnam afirma que la invasión le ha costado ya a China un total de 27.000 bajas, entre muertos y heridos, y la destrucción de 320 vehículos militares.

Fuerzas navales chinas en las islas Paracelso

Según informaciones proporcionadas por expertos norteamericanos, China está fortaleciendo las defensas de las islas Paracelso, en el sur del mar de China, reclamadas por Vietnam. Durante los últimos días ha enviado a la zona una docena de pequeños buques de guerra y lanchas torpederas.

Varias fragatas soviéticas patrullan desde hace días el área, y en algunos medios se estima que los vietnamitas podrían intentar apoderarse de las Islas con la ayuda indirecta de la URSS. En ese caso no se descarta un enfrentamiento directo, por lo menos naval, entre China y la Unión Soviética.

Posible ayuda del Pacto de Varsovia a Hanoi

Entre tanto, la inesperada visita efectuada ayer a Praga por el jefe de las fuerzas del Pacto de Varsovia, general Anatoli Grivkov, ha sido interpretada como un paso hacia la preparación de una importante ayuda militar de la alianza del Este a Hanoi. El general Grivkov se entrevistó con el jefe del Gobierno checoslovaco, Luvomir Strugal. A la entrevista asistieron el subsecretario de Defensa de Checoslovaquia, general Vasil Valo, el comandante en jefe del Ejército, general Karel Rusov, y el representante del Pacto de Varsovia en las fuerzas armadas checas, Dimitri Litowtsev.

Paralelamente, en Hungría cientos de jóvenes se han presentado a las autoridades militares para combatir en Vietnam. Los expertos occidentales sugieren que la URSS puede estar tratando de organizar una intervención de sus aliados europeos en el conflicto -sobre todo la de Checoslovaquia y Alemania oriental-, con la que sustituiría su intervención directa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de marzo de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50