Cartas al director
i

Martín Patino y el cine español

Me veo obligado a mostrar mi sorpresa en relación con la información publicada sobre unas pretendídas Conversaciones de Cine Joven en Salamanca, de las que acabo de tener conocimiento precipitado hace unos días y en las que se me atribuye un enlace con las históricas Conversaciones de 1955. Entiendo que se trata sencillamente de unos coloquios minoritarios en el salón de actos del fenecido Movimiento con cada uno de los autores de las películas a proyectar, por otra parte ya conocidas comercialmente en la ciudad, y que el Ministerio de Cultura y el Instituto de Ciencias Ecológicas patrocina, según leo, con 597.000 pesetas. Sin entrar a considerar una vez más mi sorpresa por los criterios con que la Administración gobierna la ínsula cinematográfica de cara a la galería, y en este caso reparte nuestros dineros, desatendiendo otras actividades y promisiones, pienso que este tipo de improvisaciones no deben empañar la necesidad real de afrontar los graves problemas del cine, joven o viejo, y de cuantos quieren expresarse libremente por medio de la maltratada industria de hacer películas en este país. ¿Le interesa de verdad al Gobierno protector unas conversaciones sobre nuestros problemas?

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de febrero de 1979.

Lo más visto en...

Top 50