Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LOS CONCIERTOS DEL REAL

Szeryng, León y Fernán- Gómez

Orquesta y Coro de RTVE. Director: Odón Alonso. Solistas: Szeryng, León, Fernán-Gómez, Sinovas y Lagar. Escolanía del Recuerdo (C. Sánchez) Programa: Conciertos, de Vivaldi y Tchaikowsky,Iván el Terrible, Prokofiev.

Tocó Heriryk Szeryng con la RTVE. Casi no habría que decir ninguna otra cosa, pues la presencia del gran violinista da por supuestos los más altos niveles de calidad y virtuosismo. Su Tchaikowsky fue ejemplar no sólo por el fabuloso dominio técnico, sino por los conceptos de rigurosa musicalidad, a la vez, transmitidos con un poder afectivo extraordinario. Incluso yo diría que, no obstante tal fuerza, Szeryng estiliza los pentagramas tchaikowskyanos, depura su retórica, embellece sus desarrollos hasta otorgarles función protagonista.

Antes, en el Concierto en la menor de Vivaldi, Szeryrig y nuestro Pedro León lucieron una inteligencia y una sensibilidad fuera de serie, ajustados además a los imperativos del barroco italiano, tan distantes de la catarata de Tchaikowsky. El concertino de RTVE supo identificarse con el pensamiento de Szeryng, y la orquesta, dirigida por Odón Alonso, prestó una colaboración entusiasta, bien advertible a través de la transmisión radiofónica, rica de planos y de gran presencia.

Iván el Terrible, nacido como música para el filme de Eisenstein, fue uno de los grandes trabajos cinematográficos de Prokofiev, quien no llegó a realizar, como en casos anteriores, la versión de concierto arnodo de cantata. Lo que en su lugar llevó a cabo Abraham Stasevitch, que había dirigido la partitura en los estudios. Los resultados son de gran brillantez, aunque, dada la invención plástica y dinámica de Prokoflev, sentimos a cada paso la ausencia de la imagen. Un narrador -en este caso Fernando Fernán-Gómez, excelente en todo sentido- nos lleva de la mano por el argumento, y los solistas, Carmén Sinovas y Antonio Lagar, dijeron con total propiedad sus partes protagonistas. Aun cuando, a decir verdad, el gran protagonista es el coro, que, preparado por Blancafort, hizo una espléndida versión de esta obra dramática, psicológica e ilustrativa. Odón Alonso se produjo con la misma seguridad y conocimiento probados en la misma partitura, cuando la dio por vez primera,en abril de 1974, para obtener, como entonces, la misma respuesta positiva del público. Compartió el éxito la Escolanía del Recuerdo, que dirige César Sánchez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1979