Sadat busca el apoyo francés

El presidente egipcio, Anuar el Sadat, buscó ayer, en París, el respaldo personal del presidente francés, Valery Giscard d'Estaing, a su plan de paz para Oriente Próximo, en vísperas del encuentro que tendrá mañana en Camp David con el presidente norteamericano y el primer ministro israelí.

Sadat, que llegó ayer por la tarde a París en ruta hacia Estados Unidos, cenó en privado con el presidente francés, quien no desespera de hacer jugar a su país un papel más activo en la solución del conflicto de Oriente Próximo.

Hasta el momento, Francia ha sostenido que sólo la devolución de los territorios árabes ocupados por Israel en 1967 y la resolución del problema nacional palestino pueden contribuir a una paz definitiva en la región.

Los observadores señalan el interés con el que París estudia los acontecimientos en Oriente Próximo.

Veinticuatro horas antes de la cumbre el New York Times señalaba ayer desde El Cairo que el presidente egipcio ha dejado claramente entender que considera al primer ministro israelí, Menahem Begin, como el principal obstáculo para conseguir resultados positivos de la reunión de Camp David.

En atención a la petición norteamericana de que se evite una guerra de palabras en vísperas de la conferencia, Sadat no ha atacado directamente a Begin, pero ha rechazado o contradicho virtualmente todo lo que el primer ministro israelí ha afirmado acerca de cuáles deberían ser los objetivos de la cumbre, de Camp David.

El pasado fin de semana Sadat declaró que el encuentro de Camp David era, de hecho, la última oportunidad de conseguir un acuerdo sobre Oriente Próximo y rechazó la afirmación de Begin de que se debería permitir que las conversaciones se prolongasen durante varios meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de septiembre de 1978.

Lo más visto en...

Top 50