Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escasa participación popular en el Día de Extremadura

Unas dos mil personas únicamente participaron en la celebración del Día de Extremadura, convocado con el concurso de varios partidos políticos y centrales sindicales. El nulo eco que esta celebración ha tenido entre el pueblo extremeño podría achacarse a la escasa difusión que tuvo la convocatoria o al corto espacio de tiempo que medió entre la convocatoria del Día de Extremadura y su desarrollo.

Las dos mil personas se concentraron en la plaza mayor de Cáceres. Los curiosos y transeúntes, más numerosos, no se sumaron al acto, pese a que representantes de la Asamblea Extremeña, integrada por diversos grupos organizadores de la manifestación, lanzaron repetidos llamamientos a través de megáfonos.

Tras circundar varias veces la plaza, los manifestantes, siguiendo a quienes proponían que la bandera extremeña fuerza izada en el Ayuntamiento, se dirigieron al edificio con la intención del colgarla. Gracias a la mediación del senador socialista. Pablo Naranjo, la enseña fue colocada en un balcón, pero, aprovechando la confusión que se había creado, apareció a su lado una bandera republicana, que fue inmediatamente retirada por los representantes de la Asamblea.

Un portavoz de esta última anunció a través de los altavoces que declinaban cualquier responsabilidad ante lo ocurrido, y calificó de provocación la aparición de la bandera tricolor.

El último incidente lo protagonizaron representantes de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), que quisieron hacer público un manifiesto sobre los sucesos del 14 de agosto de 1936 en Badajoz. Tras una acalorada discusión con los representantes de la Asamblea, el comunicado no fue leído.

A la vista de estos sucesos, los organizadores del Día de Extremadura dieron por finalizada la concentración que, a su juicio, cumplió los fines para los que había sido convocada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de agosto de 1978

Más información

  • Dos mil personas se concentraron en la plaza Mayor de Cáceres