Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocupación pacífica de un islote ibicenco

Un centenar de personas, entre las que se encontraban los diputados del PSOE Pablo Castellano y Carlos Zayas, ocuparon ayer pacíficamente el islote de Tagomago, situado en el litoral ibicenco, dentro del término municipal de Santa Eulalia, y que recientemente fue adquirido por la sociedad Isla de Tagomago, SA, cuyo representante es el alemán Dieter Schull, quien ha pedido un permiso para levantar una edificación de carácter turístico. Esta invasión pacífica, similar a la protagonizada hace dos años por estas fechas por un grupo de naturalistas en la isla de Dragonera, situada en la costa de Mallorca, ha estado organizada por la comisión de defensa de Tagomago, en la que forman vecinos de Santa Eulalia y miembros de la comisión de defensa de la naturaleza y medio ambiente del Instituto de Estudios Ibicencos.

Los invasores pretenden que la isla reciba la calificación de elemento paisajístico singular y que sea convertida en parque natural de la misma manera que se hará con la de Cabrera, con el fin de que no se levante ningún tipo de edificación en este islote que tiene una superficie total de 450.000 metros cuadrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1978