Campaña comunista en Francia contra la ampliación de la CEE

Este martes, en París, en el palacio del Elíseo, el presidente de la República, Valery Giscard dEstaing recibrá una delegación de los sindicatos agrícolas del suroeste de Francia para abordar los problemas que plantea la ampliación del Mercado Común. Los labradores del Sur, durante las últimas semanas, parecen haber evolucionado de manera realista. Por el contrario, los comunistas reactivaron ayer su campaña contra la ampliación en términos casi irrisorios, por infantiles.«Las nuevas democracias (España, Grecia Y Portugal) necesitan ser ayudadas, para su integración, con toda una necesaria adaptación para ellas y para nosotros de ciertas producciones en algunas regiones.» Fue anteayer, domingo, cuando el señor Debatisse, presidente de la Federación Nacional de los Propietarios Agrícolas (FNSEA), hizo la declaración precedente, en un discurso, al referirse a la ampliación de la Comunidad Económica Europea (CEE). La FNSEA es la agrupación sindical más importante de los agricultores del Sur.

En los medios interesados, la toma de posición del presidente de la FNSEA, que también dirige otros organismos patronales del Sur, se considera como una evolución positiva respecto a la ampliación del Mercado Común.

Esta nueva actitud contrasta con la postura radicalmente hostil que los agricultores habían adoptado en sus dos últimos congresos. Tras comprobar que la decisión política de admitir a Grecia, España y Portugal en la CEE es irreversible, todo indicaría que los agricultores, con realismo, han decidido jugar el juego y, en lo sucesivo, intentarían conseguir el máximo de garantías para hacer frente a la competencia de los «nuevos» productos mediterráncos en el área de la Comunidad. Con sus propósitos realistas, el presidente de la FNSEA parece distanciarse de los gaullistas y de los comunistas que, con su oposición a la ampliación, pretenden defender los intereses de los labradores.

El RPR gaullista, por boca de su dirigente Jacques Chirac, renovó su hostilidad a la entrada de España muy particularmente con motivo del reciente viaje del presidente de la República a Portugal. Ayer, una vez más, el Partido Comunista francés (PCF) reapareció de manera espectacular en el terreno de los que se oponen radicalmente. El hecho nuevo lo representa el anuncio sensacional, en la primera página de su diario L'Humanité, de una jornada de acción y de explicación, el próximo día 29, en las regiones del suroeste, destinada a pleitear contra la ampliación de la CEE.

Dándole a su artículo, en el periódico, el calibre de la información más importante del día, los comunistas ayer reincidieron en el léxico de mentalidad infantil-estalinista que caracteriza sus intervenciones para, por millonésima vez, hacerles saber a los franceses que «somos el único partido» que defiende a «los patriotas franceses, a los productores agrícolas, a los asalariados de numerosas regiones».

El PCF estima que es el único portavoz de la verdad y reafirma que la oposición de los gaullistas y socialistas a la ampliacion es puro camelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de julio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50