No hay obstrucción española en el esclarecimiento del accidente de Los Rodeos

El juez federal Robert Ward, que instruye en Estados Unidos el caso de la catastrofe aérea de Tenerife, negó a la prensa española haber hecho las declaraciones que le atribuyó un diario holandés.En una entrevista concedida en el Tribunal Federal del distrito sur de Nueva York a tres periodistas españoles, el juez desmintió tajantemente que el Gobierno español no estuviera colaborando en el caso.

«Quiero declarar que el Gobierno español me ha prestado la más amplia, completa y voluntaria colaboración en el caso», dijo el juez Ward.

Un diario holandés atribuyó al juez Ward unas declaraciones en las que decía que el Gobierno español retenía el informe técnico de la catástrofe, ya que éste revelaba que la torre de control utilizó sólo una longitud de onda para comunicarse con los aviones estacionados en la pista y los que estaban en vuelo, lo que va contra los reglamentos internacionales.

El juez recibió a los corresponsales españoles en la sala de audiencias del tribunal y desde el estrado y en presencia de funcionarios del juzgado negó punto por punto las declaraciones del diario holandés.

El juez Ward instruye las diligencias:sobre las querellas presentadas por las víctimas o familiares de las víctimas del accidente de Tenerife, considerado el mayor de la historia de la aviación comercial, y que tuvo lugar en el aeropuerto de Los Rodeos en marzo de 1977 a chocar dos Boeing 747 que se encontraban en la pista.

En el accidente murieron 536 personas, en su mayoría holandeses y norteamericanos, pasajeros de los aviones de las compañías Pan American y KLM que sufrieron el accidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de julio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50