Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encierros y manifestaciones en Pamplona en demanda de amnistía

Cerca de cien personas, en su mayoría familiares de presos políticos, abandonaron el pasado domingo los encierros que iniciaron hace unos días en Pamplona, Vitoria y San Sebastián, en apoyo de la nueva semana pro amnistía que comenzó ayer en el País Vasco, y en solidaridad con los activistas de ETA militar, que actualmente se encuentran en huelga de hambre.

En Pamplona y Vitoria, efectivos de la Policía Armada intervinieron para disolver a varios cientos de jóvenes que intentaron manifestarse cuando salían los encerrados. En San Sebastián abandonaron la iglesia de los capuchinos las cincuenta personas encerradas, al tiempo que se iniciaba una manifestación que, en algunos momentos, concentró a casi setecientas personas, que recorrieron varias calles de la ciudad con gritos de amnistía e independencia. Hacia la una de la tarde se disolvieron sin incidentes.

En Pamplona, por la noche, después de que unas cuarenta personas abandonasen su encierro en el edificio del Ayuntamiento, se formó una manifestación que fue neutralizada por la Policía Armada poco después de empezar. Grupos de jóvenes cruzaron coches y lanzaron piedras contra la policía, quien les respondió con disparos de pelotas de goma. También se produjeron incidentes en Vitoria, después de que saliesen alrededor de veinte personas encerradas. Se sucedieron los intentos de manifestación y, a últimas horas de la tarde, fueron lanzados varios cócteles molotov contra la policía, que constantemente patrulló por la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de mayo de 1978