Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumentan las discrepancias en la UCD de Valencia

La apertura de expediente y cese de derechos políticos a dos parlamentarios de UCD de Valencia -Noguera de Roig y Muñoz Peirats-, no sólo está originada en la supuesta falta de disciplina de voto, al no apoyar a los candidatos oficiales en la constitución del Consejo del País Valenciano, el día 10, en el Puig, sino también a la celebración de la asamblea provincial el próximo fin de semana. La decisión del comité político ha incidido sobre un pacto establecido entre Emilio Attard, representante de la tendencia conservadora, y el expedientado Muñoz Peirats, destacado liberal.

Según manifestó ayer el diputado Muñoz Peirats, éste aceptó la constitución provisional de los órganos del partido en Valencia, así como la presidencia de UCD en esta provincia de Emilio Attard, hasta la primera asamblea provincial en que presentaría otra nueva candidatura apoyada por el sector más progresista.Las tensiones de UCD-Valencia tienen su origen de fondo en la existencia de dos alas diferenciadas en torno a los temas de la autonomía y el País Valenciano. Según Joaquín Muñoz, «no estamos dispuestos a defender intereses que ningún partido del centro europeo los defendería, porque son más propios de un partido de derecha o extrema derecha». En este sentido, expresó su sorpresa por la presencia en actos de UCD de militantes del Grup d'Accio Valencianista (GAV) y Unió Regionalista Valenciana (URV), representantes en el actual espectro político valenciano de la tendencia más integrista, defensora de la franja azul de la bandera y de la denominación «Reino de Valencia».

Sobre la disciplina de voto, dijo que siempre la ha respetado en el Congreso de Diputados y fuera de él. Con todo, añadió que, según el decreto de la preautonomía valenciana, los comités tenían muy poco que decidir sobre candidatos a las consejerías, ya que era responsabilidad exclusiva de los parlamentarios. Por ello, se opuso a la proclamación oficial, días antes, de los candidatos de UCD.

Asimismo, agregó que en la asamblea de este fin de semana podía ser importante la posibilidad de juego entre los dos sectores ucedistas, aunque a raíz de la actuación del comité, ha retirado su candidatura a la presidencia. No obstante, el sector liberal promoverá otro nombre de «un conocido valenciano que no ha militado en UCD -dijo-».

Por último, consideró un error la celebración de asambleas provinciales antes de que UCD convocase su congreso nacional. «El comité central no interviene en este tema -agregó- porque todavía no está estructurado.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de abril de 1978

Más información

  • Los liberales denuncian su marginación por los conservadores