Washington reitera sus reticencias hacia los comunistas occidentales

El Departamento de Estado norteamericano insistió ayer en su preferencia por que los partidos comunistas de Europa occidental no tengan acceso al Gobierno, pero aseguró que Estados Unidos se mantendrá al margen de toda intervención en el asunto.Hodinng Carter, portavoz del Departamento, señaló que el. Gobierno norteamericano continúa con la política de «manos fuera» en relación a la posible participación de los comunistas en los Gobiernos de países de Europa occidental.

A preguntas sobre la situación de los partidos comunistas en Italia y Francia, el portavoz recordó las declaraciones del presidente Carter, señalando su preferencia por que los Gobiernos sean cada vez más democráticos sin dar cabida a ningún tipo de totalitarismo.

Según se informó, durante su reciente visita a Francia, Carter expresó al secretario general del Partido Socialista, Francois Mitterrand, «su preocupación por una posible alianza. de su partido con los comunistas». Preguntado sobre estas declaraciones, el portavoz insistió en que la posición del Gobierno Carter con respecto a los partidos comunistas no ha cambiado.

En cuanto a la posibilidad de una crisis de Gobierno en Italia y la entrada del Partido Comunista en el mismo, el portavoz se negó a especular sobre la situación, pero señaló que Estados Unidos está «preocupado por una crisis de Gobierno y observa el desarrollo político en Italia».

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de enero de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50