Pleno respaldo de la OCDE al programa económico español

El pueblo español está dando al mundo una prueba de madurez política y sus dirigentes están consiguiendo imprimir profundos cambios en un clima de calma y paz públicas, puso ayer de manifiesto el secretario general de la Organización para la Cooperacion y el Desarrollo Económico (OCDE), Emile Van Lennep, llegado a Madrid en visita oficial para mantener contactos con diversas autoridades.A su llegada al aeropuerto de Barajas, el señor Van Lennep señaló que el programa económico acordado por las fuerzas políticas españolas contiene exactamente los elementos necesarios para luchar contra los grandes problemas de la economía, como son la inflación y el défict de la balanza de pagos.

Para el señor Van Lennep, junto a estos problemas de la economía, que considera de tipo coyuntural existen los de tipo estructural, tales como los relativos a la energía. Hizo hincapié en que, para salir de la crisis, hace falta que todos los países establezcan conjuntamente una serie de grandes prioridades que les permitan luchar unidos, sin renunciar a la libertad de intercambios comerciales entre ellos. «No existen soluciones nacionales. Cerrar las fronteras para solventar el problema sería catastrófico», agregó.El señor Van, Lennep visitó ayer el palacio de las Cortes, donde fue recibido por su presidente, señor Hernández Gil, y mantuvo una reunión de trabajo con diversos parlamentarios.

A mediodía el vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos y ministro de Economía, señor Fuentes, le ofreció un almuerzo en el Banco de España.

«Desde finales de los años cuarenta -dijo el señor Van Lennep-, el mundo no había conocido dificultades económicas tan graves como las que hoy padece. Los países que se encuentran en una posición fuerte- agregó- tendrán una responsabilidald particular para el sostenimiento dela expansión económica en el futuro próximo.»« Pero la responsabilidad de su país y de bastantes otros -agregó- radica en la puesta en práctica de las políticas de saneamiento que constituyen condición necesaria para la consecución de un crecimiento no inflacionista y la mejoría duradera del empleo.»

En relación con el progreso económico español, el señor Van Lennep consideró deseable que las transformaciones políticas fuesen acompañadas de las correspondientes transformaciones económicas y sociales. «Es esta posibilidad de innovar y de construir ahora las nuevas estructuras de una democracia económica -terminó diciendo el señor Van Lennep- lo que caracteriza a la España de hoy.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de noviembre de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50