Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El martes podrían empezar a salir los beneficiarios de la amnistía

La ley sobre Amnistía, aprobada por el Congreso y el Senado el pasado viernes, aparecerá publicada en el Boletín Oficial del Estado probablemente mañana, lunes, con lo que a partir del martes sus beneficiarios podrían empezar a salir de las distintas cárceles españolas.Según fuentes del Ministerio de Justicia, la ley resultará de inmediata aplicación para 85 presos preventivos y cuatro penados que pueden ser liberados en los próximos siete días, ya que la jurisdicción que corresponda cursará telegramas urgentes a las direcciones de las cárceles para que procedan con la máxima prontitud. Más dilatada será la aplicación de la amnistía para los acusados de delitos de intencionalidad política cometidos entre el 15 de diciembre de 1976 y el 15 de junio de 1977, ya que los jueces habrán de dilucidar si existió también el móvil de restablecimiento de las libertades públicas o el de reivindicación de las autonomías de los pueblos de España, tal y como establece la ley. En cualquier caso, el plazo de aplicación de la amnistía no será superior a los tres meses, según la agencia Logos.En cuanto a la aplicación de la amnistía laboral, las distintas centrales sindicales y partidos políticos han ofrecido ya a los posibles be neficiarios la ayuda de sus gabinetes jurídicos y laboralistas. De acuerdo con la ley, los magistrados habrán de determinar si las infracciones por las que fueron sancionados los trabajadores que quieran acogerse a la amnistía suponían el ejercicio de los derechos reconocidos a los trabajadores en las normas y convenios internacionales vigentes en la actualidad. La aprobación de la ley sobre la Amnistía ha sido acogida favorablemente por prácticamente todas las fuerzas políticas del país. El secretariado de «lustitia et pax» hizo público ayer un comunicado en el que saluda la ley y desea que sea el final de un clima largo y doloroso de violencia y el inicio de tiempos nuevos. El secretariado del Gobierno de Euskadi considera la amnistía incompleta, pero estima que resolverá el problema de los presos y exiliados vascos. «Su vuelta al hogar -señala- debe ser motivo de alegría y la ocasión de desear que entre todos vayamos creando las condiciones políticas que hagan imposible para siempre que se repitan situaciones similares.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de octubre de 1977