Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Concluye la visita oficial de López Portillo

"Es una gran suerte para España contar con don Juan Carlos"

El presidente de los Estados-Unidos Mexicanos, José López Portillo, celebró ayer una rueda d prensa al término de su visita oficial a España. Previamente mantuvo entrevistas con Santiago Carrillo, secretario general del PCE, y con Willy Brandt.

Sobre su entrevista con Willy Brandt manifestó que había tratado, fundamentalmente, de la creación de un organismo consultivo «sui generis» que permitiría el tratar los problemas que lo que se ha dado en llamar los dos mundos (el norte y el sur) plantean como países desarrollados o ewvías de desarrollo. Refiriéndose a la integración de los países latinoamericanos, afirmó que precisamente «todo lo que nos identifca nos ha impedido encontrar el camino para esta integración». No obstante, añadió, a todos nos interesa crear los canales para que la misma sea posible, aunque es evidente que existen muchos obstácúlos para llegar a ella.Se refirió más adelante, contestando a otra pregunta, a las posibilidades de cooperación y de intercambio que existían tras los acuerdos firmados con España en esta visita, afirmando que se trataba de integrar para lograr un flujo comercial más inteligente. Habló después de los problemas que existían ante la inflación que padecían México y España, de cara a los intercambios comerciales, aunque expreso su convencimiento de que muy pronto quedarían resueltos.Sobre la situación española comentó que le había impresionado mucho el que los dos graves problemas que España tenía planteados: el consolidar la democracia y la supepación de la crisis económica, se estuviesen resolviendo con un mutuo consenso Gobierno-partidos políticos, cuando la crisis económica empuja hacia una crisis política.

Recalcó la favorable impresión que le habían producido los dirigentes de los partidos políticos españoles, con los que había mantenido conversaciones, destacando "su gran sentido patriótico".Manifestó que estaba dispuesto a que en casos concretos los detenidos políticos en México pudiesen ser amnistiados, al igual que se había procedido a la promulgación de la amnistía en España.

Respondiendo a un periodista dijo que si alguno de los españoles residentes en México quería regresar a España, estudiaría el problema para que pudiera seguir disfrutando de los derechos que le correspondiesen por haber estado trabajando durante años en el Estado mexicano. «No obstante -añadió-, seguiremos muy satisfechos de que estos españoles queden en México y puedan disfrutar allí de los frutos de su vida.»

Sobre su visita a España indicó que «es el reencuentro de dos países totalmente afines, que ha servido para entender lo común y para que en México admitamos la presencia de esta -nuestra otra raíz- y poder andar así sobre los dos pies. Ha servido en definitiva, para entender que el mexicano está destinado a ser el resultado de una integración, que inició España entre dos razas».

De don Juan Carlos -dijo- "es un varón valiente

de buena fe y buena voluntad, que ha creado el ámbito necesario para que el proceso democrático se lleve a feliz término. Es una gran suerte para España haber encontrado un hombre joven y vigoroso, con extraordinarias cualidades». Sobre el presidente Suárez afirmó que -«es un político moderno, con un extraordinario talante de político nato y que ha obtenido, en muy poco tiempo, una gran experiencia. Todo el Gabinete me ha impresionado, unos por su juventud y todos por su gran preparación y su entrega a la empresa de España».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de octubre de 1977

Más información

  • Rueda de prensa del presidente de México