Deja de publicarse la revista "Teima"

A partir de esta semana no volverá a publicarse la revista Teima, semanario gallego de información general, que alcanzó, en su última edición, el número 35 desde su aparición, el 15 de septiembre del año pasado. Dificultades económicas, derivadas fundamentalmente de la falta de publicidad, son la causa de la muerte de esta publicación, que por primera vez se editó íntegramente en gallego dentro de Galicia.Una nota oficial emitida por la empresa editora, la Sociedade Galega de Publicacions, SA informa de que es de esperar que esta suspensión pueda tener solamente carácter temporal y que no represente la definitiva desaparición de la revista. Por otra parte, esta suspensión habrá de ser refrendada por la junta general de accionistas, que se va a celebrar el día 13, en Santiago.

No obstante, la impresión que se extiende ante este cierre de Teima es la de que puede significar, por lo menos, una larga desaparición. Desde su comienzo tuvo dificultades de publicidad y su línea editorial fue combatida por sectores políticos de la derecha y de la izquierda. Concretamente, una coalición nacionalista de izquierdas llegó a emitir entre sus militantes la consigna de darse de baja en la suscripción. «Lo que está aquí en juego son las enormes dificultades que se encuentran hoy en Galicia para hacer realmente periodismo independiente», declaró a EL PAIS el director de la revista, Anxel Vence.

Algunas fuerzas políticas que habían apoyado su aparición y que participaron en el capital de la empresa, como el Partido Socialista Galego, no ocultaron en los últimos tiempos sus críticas a la publicación, muchos de cuyos accionistas no atendieron siquiera a los requerimientos de la empresa para desembolsar parte del capital suscrito. Accionistas independientes y otros de la Asamblea Popular Galega fueron quienes más lucharon por la continuidad del semanario, que ahora se ve obligado a cerrar sus páginas.

Con su desaparición, los cinco periodistas que constituían la redacción y otros tres que trabajaban como colaboradores fijos, quedan sin sus puestos. Es la segunda revista gallega de información general que no consigue salir adelante en la década del setenta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS