Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores contra la venta parcial de Babcock Wilcox

La dirección de la empresa Babcock y Wilcox y representantes del jurado de empresa de la misma factoría desmintieron ayer informaciones según las cuales los trabajadores de Babcock y Wilcox habían solicitado la nacionalización de la empresa. Mientras la dirección de la misma declaraba no conocer ninguna petición ni decisión de este tipo, representantes de la asamblea de trabajadores reconocían haber tratado el tema en sus reuniones, pero de ningún modo haber llegado a acuerdos de asamblea en tal sentido.

Los mismos trabajadores celebraron una asamblea en la noche del jueves en la que decidieron mostrar su desacuerdo contra la decisión de la empresa de vender un sector de la factoría -la fábrica ,de productos tubulares-, que, según la opinión de los productores, es la más productiva y rentable. Además, en un comunicado final de la asamblea, los trabajadores exigen de la dirección que presente todas las cartas sobre la rries,a-, cuantos datos sean necesaríos para un conocimiento completo de la situación actual y de los planes futuros. Asimismo solicita a los trabajadores la presencia en las llegociaciones como asesores de un grupo de técnicos (economistas, ingenieros y juristas) de centrales sindicales.

La dirección de Babcock y, Wilcox declaró ayer que la empresa, en efecto, está dispuesta a vender la fábrica de productos tubutares, desprendiéndose del,75% de la misma, que pasaría a ser una fábrica independiente con participación de nuevos socios y el 25 % del capital de Babcock y Wilcox. Los beneficios de la venta -se nos afirmó- se invertirán íntegros en una inyección económica a la fábrica de bienes y de equipo de Babcock y Wilcox. Señala la dirección de la empresa que los trabajadores de la fábrica de productos tubulares ¡lo quedarían en paro, manteniéndose en sus puestos de trabajo en la nueva empresa, en la que Babcock y Wilcox tendrá el 25% de participación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de julio de 1977