Cinco muertos al incendiarse un avión militar en Jerez de la Frontera

Cuatro suboficiales y un soldado del Ejército del Aire resultaron muertos en la madrugada de ayer al incendiarse, por causas desconocidas, un avión P-3 Orión cuando trataba de tomar tierra en la base aérea de Jerez de la Frontera. El aparato regresaba de un vuelo nocturno de instrucción.Los muertos son: Cristóbal Rodríguez Romero, subteniente; Eusebio Robledo Falazate, brigada de radio; José Luis Díez e Ismael Rivas Sierra, sargentos, y el cabo segundo Pedro Antonio Toledo Malongo, mecánico de electrónica.

Los otros cinco ocupantes del avión siniestrado resultaron heridos de distinta consideración. Uno de ellos quedó internado en la residencia de la propia ciudad jerezana, mientras que los restantes fueron trasladados a la ciudad sanitaria García Morato de Sevilla, donde ingresaron a las cuatro y medía de la madrugada (el accidente ocurrió a la una y nueve minutos).

El más grave es Juan Bermejo Moreno, cuyo diagnóstico médico ha podido ver este corresponsal: sufre quemaduras de primero, segundo y tercer grado, que afectan a las tres cuartas partes de su cuerpo.

El silencio oficial es absoluto tras el accidente, a pesar de los reiterados intentos realizados en diversas fuentes de conseguir información. También los heridos han declarado no saber nada de lo ocurrido. Algunas fuentes no contrastadas aseguran haber oído una explosión antes de que el aparato quedase envuelto en llamas.

El P-3 Orión es un avión construido por la Lockheed, especializado en las acciones antisubmarinas, y del que la Marina española posee varias unidades. Está dotado de un sofisticado equipo electrónico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de julio de 1977.

Lo más visto en...

Top 50