Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un extraordinario artefacto causó la muerte el presidente de Cros

Un pequeño artefacto, del tamaño aproximado de una tableta de chocolate, con un sistema de explosión basado en la falta de presión, y pegado con un esparadrapo en el pecho de la víctima, fue el causante de la muerte de José María Bultó Marqués, 76 años, presidente de Sociedad Anónima Cros. informa sobre este atentado de tan sorprendentes características.

Anteayer, lunes 9 de mayo, moría en Barcelona, víctima de un escalofriante atentado, José María Bultó Marqués, persona de 76 años. El señor Bultó fue portador, desde la hora del almuerzo hasta las cinco de la tarde, del explosivo que le quitaría la vida, pegado a su pecho con un esparadrapo. Cuando la víctima del atentado intentó quitarse el artefacto de su pecho, éste hizo explosión.El señor Bultó había almorzado en casa de su hermano. A esa hora entraron en dicho domicilio cuatro o cinco personas con armas cortas. Amenzaron a todos los presentes encerrándoles a continuación en una habitación. Tres de los asaltantes reclamaron una fuerte cantidad de dinero al presidente de Cros.Al negarse éste a dar la cantidad señalada, le dieron veinticuatro horas para. proporcionarles el dinero, instalándole en el pecho un artefacto y conminándole a que no intentase quitárselo, ya que en ese caso el artefacto haría explosión. A continuación, el señor Bultó se marchó a su casa, y ya en su domicilio pasó al baño, donde se intentó quitar el artefacto que, en ese instante, hizo explosión causándole la muerte. Portavoces de la Jefatura Superior de Policía se niegan a hacer comentarios de momento sobre la forma en que se ha producido la muerte, aunque se sabe que funcionarios especializados están realizando intensas averiguaciones.

Un aparato de pequeñas dimensiones

Por otra parte, EL PAIS ha podido saber que el artefacto que produjo la explosión tenía el tamaño de una tableta de chocolate. El sistema usado para provocar la explosión no ha sido el de presionar, sino el de depresionarles, es decir, en lugar de hacer que una sobrepresión provoque la acción detonante, cosa que sucede cuando minas o artefactos colocados en carreteras hacen explosión a, ser oprimidos por vehículos, en este caso el artefacto quedó situado fuertemente apretado contra el pecho. Es al ceder la presión cuando se produce la explosión en este tipo de artefactos.

Tanto en un caso como en otro, los mecanismos productores de explosiones se basan en un mismo principio: en la producción de gases a gran velocidad. Existen muchas reacciones químicas productoras de materias en estado gaseoso; esto es algo constante y ordinario. Pero hay un factor decisivo: la velocidad de reacción química. Si unos compuestos reaccionan con otros desencadenando una cantidad de gases que es absorbida por el ambiente de un modo normal, no hay explosión. Si, por el contrario, la cantidad de gases producida en la reacción es tal que el entorno ambiental no puede integrarla a un ritmo ordinario, se producen fortísimas corrientes gaseosas que destruyen los objetos existentes, sobre todo, al arrastrar consigo cuerpos duros, metralla, partículas metálicas, etcétera, que destrozan órganos y vísceras.

Aunque este no es el único tipo de explosiones -éstas pueden ser también de origen nuclear, termodinámico...-, sí lo es en el caso del empleo de masas explosivas como en el del atentado de Barcelona. Lo que caracteriza a las sustancias explosivas es el volumen gaseoso explosivo, su potencial, su temperatura de explosión y su fuerza teórica. En el caso de este atentado la carga empleada parece haber sido la equivalente a doscientos gramos de trinitotolueno.

Expertos en explosivos

Se ha podido saber también, en referencia al atentado de Barcelona, que el artefacto debió estar manejado por expertos en la materia, hasta el punto de que algunos expertos han considerado que la víctima no podría haberse librado de la muerte, aun en el caso de que hubiese decidido dirigirse a personas experimentadas en explosivos, si bien algunas fuentes consideran esto como mera especulación.

También se especula en el sentido de que el atentado podría abrir el camino a una nueva oleada de terrorismo en el país, de cara a la próxima campaña electoral. Se recuerdan los pasados atentados terroristas y se piensa que los autores de estas operaciones de posible repetición tendiesen a desestabilizar la situación política del país, dando una imagen de transición violenta a la democracia. La elección de la víctima, persona clave de la actividad económica catalana, tendería a lograr ese efecto de terror en ciertos sectores políticos y económicos. Hasta ahora, los principales organismos económicos catalanes han mostrado su repulsa y condolencia por el acto. También lo han condenado, entre otros, Convergencia Democrática de Catalunya, Unió Democrática de Catalunya, Partit Socialista Unificat de Catalunya y Partido del Trabajo de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de mayo de 1977

Más información

  • La explosión se produjo cuando el portador lo despegó de su pecho