Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las oficinas de empleo contabilizan 52.500 parados

Ese hombre que vemos deambular es un parado. Baja al Metro, dobla una esquina, se lleva una mano al costado, ¿nos ha hecho un gesto o es una simple mueca? Cruza las calles de Madrid, lee la sección de ofertas de trabajo de un periódico que ha cogido en una papelera, llama a la puerta de una empresa, se acerca al encargado de una obra, visita una Oficina de Empleo. Tiene nombre, propio y carne. Y es un hombre que se repite en otro cientos, en miles, en un sector grande, demasiado grande y creciente, de nuestra ciudad de nuestro país. De este hombre -anónimo en las cifras-, en Madrid, viene aocuparse Jesús de las Heras en esta información.

Unas quinientas personas pidieron ayer trabajo en las Oficinas de Empleo de Madrid-capital. Hoy lo harán otras quinientas. Mañana otras quinientas. Sólo unos 150 cada día, verán satisfecha su necesidad. Los otros 350 quedan a disposición del viento que sople: unos serán arrastrados al centro más próximo de extracción de sangre otrós a un banco resguardado donde dormitar el hambre, otros a la delincuencia, otros a la desesperación, otros aguantarán un día más, otros maldecirán fríamente clamando por la justicia.Hay cerca de un millón de personas en paro en nuestro país. Son hombres y mujeres, jóvenes y maduros, con nombres y apellidos con estatura, silueta, peso, carne y sentimientos, con domicilio -fijo o ambulante-, con hijos o solitarios cuya vida se pierde en la inactividad, en el hambre, en la amargura el temor y la rabia.

Hemos concretado el problema general a un acercamiento al mismo en el área particular de Madrid, la mayor urbe española. Los datos, extraídos de unas declaraciones de Ehrique Calonge Revuelto, director provJncial del Servicio de. Empleo y Acción Formativa (SEAF-PPO) de Madrid, a EL PAIS, no son, desde luego, exhaustivos, dado que no todos los parados pasan por las Oficinas de Empleo, pero ilustran significativamente la situación.

Los datos facilitados por el señor Calonge señalan que, a 31 de marzo, los trabajadores en desempleo en Madrid y provincia se elevan a subsidio de desempleo, gestionados por las Oficinas de Empleo.

Las oficinas de Madrid

En Madrid-capital hay actual mente en funcionamiento siete Oficinas de Empleo. En Madrid-provincia están funcionando diez. Además existen cinco corresponsalías.Las de la capital se distribuyen de la siguiente forma:

1. Madrid-Atocha, calle de Canarias, número 17, que atiende a los trabajadores y empresas con residencia en los distritos postales números 5, 7, 8, 11, 12, 13 y 26.

2. Madrid- Carabanchel, calle de la Oca, número 15, atiende los DP números 19, 24 y 25.

3. Madrid-Ciudad Lineal, calle de Santa Leonor, número 8, atiende los DP números 17, 22 y 27.

4. Madrid-Goya, calle del Generál Pardiñas, número 5, atiende los DP números 1, 4, 6, 9, 10, 14 y 28.

5. Madrid- Santamarca, calle de Víctor de la Serna, número 43, atiende los DP números 2, 16 y 23.

6. Madrid-Vallecas, calle de Martínez de la Riva, número 75, atiende los DP números 18, 30, 31 y 32.

7. Madrid- Villaverde, calle de Real de Pinto, número 28, atiende el DP número 2 1.

Las Oficinas de Madrid-próvincia están ubicadas como sigue:

Alcalá de Henares, en calle de Marqués de Ibarra, número 9.

Alcorcón, en calle de las Vegas, número 6.

Aranjuez, en calle de Infantas, número 27.

Arganda del Rey, en carretera de Loeches, número 33.

Colmenar Viejo, en calle del 18 de Julio, número 6.

Collado Villalba, en avenida del Generalísimo , número 74.

Getafe, en calle de Pizarro, número 1.

San Sebastián de los Reyes, en calle de San Onofre, número 1.

San Martín de Valdeiglesias, en calle del General Martínez Benito, número 1.

Torrejón de Ardoz, en calle Ronda de Poniente, número 24.

En cuanto a las corresponsalías, están en: Navalcarnero, Pozuelo de Alarcón, San Lorenzo de El Escorial, Torrelaguna y Villarejo de Salvanés.

Completan actualmente esta red, diferentes itinerarios establecidos a partir de las Oficinas de Empleo de la provincia, que visitan a determinadas horas y días las poblaciones más importantes sin oficina ni corresponsalía.

Insuficiencia

«Estamos convencidos -dice el señor Calonge- de que son insuficientes para el servicio que pretendemos dar a los trabajadores y a los empresarios. Tan es así, que el día 2 de mayo entrará en funcionamiento la Oficina de Empleo de Madrid-Estrecho, en la calle de Reina Mercedes, números 1 y 3, y que atenderá los distritos postales números 3, 15, 20, 29, 34 y 35, que actualmente están asignados a la de Madrid-Goya.«Por otra parte tenemos en estudio la apertura para después del verano de las Oficinas de Empleo de Madrid-Moratalaz, para descongestionar la de Vallecas; Madrid-Aluche, para descongestionar la de Carabanchel, y, ya en la provincia, la de Pozuelo de Alarcón, que actualmente funciona como corresponsalía.

«El desarrollo de la red de Oficinas de Empleo de Madrid, desde que este servicio pasó de la Organización Sindical al Ministerio de Trabajo no responde a acabar con las famosas colas de General Pardiñas. Su justificación es más profunda: humanizar la atención a los trabajadores; orientarlos sobre cursos de preformación, formación, actualización y perfecciona miento del SEAF-PPO; información y tramitación de prestaciones por desempleo; orientación profesional, etcétera. Lo que desgracia damente. no pueden hacer las Oficinas de Empleo es crear puestos de trabajo; esto corresponde a otras instancias.»

Variedad de peticiones

Los tipos de trabajo más solicitados por quienes acuden a estas oficinas son los de empleados de contabilidad, administración, taquígrafos, camareros, vendedores, agentes de venta, guardas, vigilantes nocturnos, electricistas, ajustadores, montadores, etcétera. Los más solicitados por las empresas son: técnicos superiores, secretarias taquígrafas con idioma, empleados de contabilidad, agentes de ventas, vendedores, fresadores, electricistas, joyeros, conductores, especialistas de mantenimiento eléctrico y mecánico, etcétera.Al tratar de este punto, el señor Calonge resalta la función del SEAF, no ya como empleo sino como acción formativa. «La formación profesional de los trabajadores -dice- en aquellas especialidades de las que existe demanda en el mercado de trabajo. Actualmente SEAF-PPO imparte un total de 360 cursos directos y en colaboración con otras instituciones.»

Unas quinientas peticiones -cifra media- se reciben diariamente en el total de las oficinas de Madrid. Referidas a los tres primeros meses del año en curso y a Madrid-capital, la media diaria de peticiones de trabajo es la siguiente: enero, 544, febrero, 606; y marzo, 476. Respecto a la media diaria de peticiones satisfechas, los datos son: enero, 143; febrero, 183; y ni marzo, 210.

Los tipos de empleo que más se cubren se clasifican en los s guien tes grandes grupos: primero, obreros no agrícolas (peones constructores, etcétera); segundo, personal administrativo, tercero, comerciantes y vendedores; cuarto, trabajadores de servicios; y quinto, profesionales y técnicos titulados.

Más hombres que mujeres

Un estudio de quienes piden trabajo, en cuanto a edades, arroja el siguente cuadro:Y, atendiendo al sexo, se ha comprobado que el número de hombres que piden trabajo es tres veces superior al de mujeres. Exactamente, el 74 % corresponde a hombres y el 26 % a mujeres.

En cuanto al modo en que se reparten los puestos de trabajo satisfechos, según las edades, el análisis indica que sigue el mismo orden de la demanda en cuanto a los hombres, y se altera en las mujeres, ya que, en éstas, la Imayor adjudicación corresponde a menores de veinte años.

Por otra parte, y como desglose orientativo de los distritos, los datos sobre peticiones de empleo satisfechas en las distintas oficinas arrojan la siguiente media diaria: en la de Goya, en enero, 81, en febrero, 78, y en marzo, 48; en la de Vallecas, en enero, dieciséis, en febrero, veintinueve, y en marzo, cuarenta; en la de Villaverde, en enero, trece, en febrero, dieciocho, y en marzo, trece; en la de Ciudad Lineal, en enero, 33, en febrero, 35, y en marzo, 33; en la de Atocha, en febrero, dieciséis, y en marzo, 34; en la de Santamarca, en febrero, siete, y en marzo, doce; y en la de Carabanchel, en marzo, treinta. La ausencia de datos en las Oficinas de Atocha, Santarnarca y Carabanchel viene dada por haber entrado en funcionamiento recientemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 1977

Más información

  • De los quinientos que piden trabajo al día sólo se les proporciona a unos 150