Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recurso contra el procesamiento del capitan Domínguez

El abogado y teniente coronel del Ejército, Juan Barja de Quiroga ha presentado recurso contra el auto de procesamiento dictado recientemente por la jurisdicción militar del Aire, contra el capitán de Aviación, José Ignacio Domínguez, como autor del libro titulado Cuando yo era exiliado, editado por la Editorial Cambio-16 y cuya difusión ha sido prohibida.El capitán Dominguez, que fue procesado y amnistiado por su pertenencia a la Unión Militar Democrática y que todavía se encuentra en situación de baja administrativa, había sido procesado como autor del referido libro, con fecha 5 de marzo como presunto autor de un delito de desacato. Su defensor recurrió contra este auto de procesamiento que fue anulado por la autoridad militar. Sin embargo, con fecha 5 de abril el juez instructor militar volvió a dictar un nuevo auto de procesamiento en el que se dice que determinados párrafos del libro pueden considerarse constitutivos de un delito de desacato e injuria a la autoridad militar. En su recurso el abogado defensor teniente coronel Juan Barja de Quiroga rechaza la posibilidad de que haya desacato a la autoridad militar a través de un análisis de los diversos párrafos a los que alude el auto de procesamiento.

El teniente coronel Barja se encuentra en la situación de espectativa de servicios civiles desde el pasado mes de diciembre. Según fuentes familiares, se ha recordado que en mayo de 1975 fue arrestado por supuesta pertenencia a la UMD. En 1976 fue detenido a la vez que otros cuatro oficiales siendo puesto en libertad el mismo día. Con motivo de sus arrestos se le abrieron diligencias previas y se le impuso un nuevo arresto en abril de este último año, lo que en unión de otro arresto anterior impuesto con ocasión del ejercicio de una defensa ante un consejo de guerra, originó un expediente por falta grave con acumulación de faltas. Igualmente se le siguió expediente para privación de la Cruz de San Hermenegildo y para la prohibición del ejercicio de la abogacía. Todo lo anterior en unión de la existencia de notas desfavorables durante dos años consecutivos en su hoja de servicio es lo que le obligó a tomar la determinación de pasar a su situación actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 1977

Más información

  • Se le acusa de desacato