Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duelo en Guipúzcoa por muerte de dos militantes de ETA

Las comarcas del Goyeri y de Tolosa, a las que pertenecían los dos jóvenes militantes de ETA muertos en el día de ayer por la Guardia Civil en un control de carreteras, han parado totalmente las actividades laborales, comerciales y escolares. Importantes paros se han registrado también en la comarca del Alto Deva, donde se aglutina un fuerte contingente de cooperativas industriales.

MÁS INFORMACIÓN

A la vez, rnovilizaciones y numerosas manifestaciones se celebraron ayer en diversos pueblos guipuzcoanos. El paro total afectó, entre otras, a las localidades de Tolosa, Beasaín, Villafranca de Ordicia, Zumárraga, Villarreal, Ormáiztegui, Villabona, donde no se registró actividad alguna y las calles permanecieron prácticamente vacías durante todo el día. Fuentes oficiales han señalado que el paro ha afectado a 1.372 empresas que comprenden 32.901 trabajadores. Sin embargo, podría ser fácilmente que estas cifras hubieran sido superadas.En el lugar del suceso, donde aún no se habían borrado del todo las huellas, ondeaba ayer una ikurriña en recuerdo simbólico. Ninguno de los vecinos de los caseríos de las cercanías, que bien pudieran haber sido destigos presenciales del suceso, quiso hacer declaraciones. Un ambiente plomizo se respiraba aún en los alrededores del lugar donde cayeron muertos los dos militantes de ETA. Según declaraciones de testigos recogidas en el día de ayer por EL PAIS, mientras Sebastián Goicoechea cayó fulminado casi en el acto, Nicolás Mendizábal, que tenía nueve balazos en el cuerpo, desde el tórax hasta la pierna, sería trasladado con vida a Beasaín, donde murió después de haber gritado Gora Euzkadi askatuta.

En el día de ayer, las reacciones no se dejaron esperar. Por la mañana se realizaron asambleas en los pueblos y fábricas, y se acordó el paro total, que se fue extendiendo desde las primeras horas.

En Villafranca de Ordicia se formó a media mañana una manifestación después de que se hubiera cerrado el importante mercado semanal. de productos del campo que tiene lugar los miércoles en esta localidad. Esta manifestación se dirigió a Beasaín, distante poco más de un kilómetro, donde se fueron añadiendo personas hasta concentrarse unas 8.000, que se encaminaron a la factoría de Aristráin en Olaverría, localidad próxima a Beasaín. Una vez allí, los trabajadores de Aristráin se sumarían a la huelga.

Una marcha similar se organizó también a media mañana entre Tolosa e Ibarra, localidad donde había nacido Sebastián Goicoechea, el miembro legal de ETA muerto ayer. Después de que se cerraran comercios, banca y escuela, se formó una concentración de 4.000 personas que se dirigieron a Ibarra, distante dos kilómetros y medio. Una vez después de haber llegado allí se disolvió y se restableció la calma en las calles, que permanecieron completamente vacías durante todo el día.

A mediodía de ayer también se organizaron manifestaciones en otras localidades como Zumárraga y San Sebastián. En la capital de la provincia, a las tres y media de la tarde, en la residencia sanitaria de la Seguridad Social Nuestra Señora de Aránzazu, se organizó una concentración de cuatrocientas personas, entre enfermeras, médicos y personal auxiliar, que se diponían a protagonizar una marcha hasta la comandancia de la Guardia Civil. Protestaban por la detención la víspera de sus compañeras Miren de la Hoz y Pili Moral, relacionadas con el detenido de ETA que había salido ileso del suceso.

Con una pancarta que decía Libertad para nuestras compañeras, estas cuatrocientas personas se trasladaron de la residencia sanitaria a la comandancia de la Guardia Civil en Ondarreta, que dista por lo menos dos kilómetros. Una, vez allí solicitaron entrevistarse con el teniente coronel, que recibió una representación de tres personas y atendió en un cuarto de hora sus demandas de libertad. Las dos detenidas continúan en la comandancia. Esta manifestación continuaría hasta las siete y media de la tarde por las calles donostiarras.

A las siete y media de la tarde, y ante el anuncio de que el funeral por Nicolás Mendizábal se celebraba en la localidad de Zaldivia, unas 4.000 personas se concentraron en este pueblo guipuzcoano para asistir al funeral. Pero como no se produjo éste se organizó una manifestación por las calles del pueblo, que culminó con una concentración en la plaza, donde se gritaron slogans como Disolución de cuerpos represivosy Amnistía denontzat.

Por su parte, unas 4.000 personas se concentraron a las ocho de la tarde en la avenida de España de San Sebastián, siendo disueltos por la policía. Era la primera manifestación disuelta desde que tomó posesión de su cargo el nuevo gobernador.

Para hoy está prevista a las once de la mañana, en Zaldivia, el funeral y entierro por el alma del joven Mendizábal. También por la tarde de hoy se ha convocado el funeral en la localidad de Ibarra y consiguiente entierro por el alma de Goicoechea.

Según fuentes de la Guardia Civil, seis personas están detenidas relacionadas con este suceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de marzo de 1977

Más información

  • En algunas comarcas el paro ha sido total