Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos legalizados, satisfechos por abandonar la clandestinidad

Líderes de los siete partidos legalizados, tras las nuevas normas dictadas por el Gobierno, con suspensión de la ventanilla, han manifestado su satisfacción ante la nueva etapa. Jaime Cortezo, de Izquierda Democrática, señaló que sentía una cierta tristeza por perder el «encanto de la clandestinidad», y Enrique Tierno del Partido Socialista Popular se ha lamentado de algunas discriminaciones.

En efecto, líderes cualificados de los siete partidos legalizados, Partido Socialista Obrero Español (PSOE); Partido Socialista Popular (PSP); Partido Social demócrata (PSD); Partido Demócrata Popular (PDP); Izquierda Democrática (ID); Partido Proverista y Partido Liberal, hicieron declaraciones durante la jornada de ayer en televisión, radio Y prensa en la que se muestran unánimes a la hora de afirmar los aspectos positivos de esta nueva situación. Por vez primera, Felipe González, secretario general del PSOE ha aparecido en las pantallas de RTVE. Durante el telediario de las tres de la tarde, intervino por espacio de 45 segundos, para afirmar que la. medida le parecía positiva, y que está seguro de la alegría de muchos militantes en las ciudades y pueblos de España, por estalegalización del partido que hace cien años; fundara Pablo Iglesias.

De una encuesta llevada acabo por la agencia Europa Press, pueden obtenerse las siguientes opiniones:

Enrique Larroque, presidente del Partido Liberal: «Es una satisfacción terminar el trámite de la incripción. Representa un paso ímportante que nos va a permitir la apertura oficial de las sedes y lanzar al máximo, la campaña electoral. Esta situación de legalidad tiene gran importancia.»

El señor Larroque anuncia también la inmediata apertura de sedes del partido en Madrid, Palma de Mallorca y Almería. Y después las de Barcelona y Burgos.

Manuel Maysounave, presidente del Partido Proverista: «La legalizacíón significa para nosotros resolver algunas dudas que teníamos sobre predisposiciones de algún sector de la Administración contra nosotros. Estas dudas quedan difuminadas para nuestro porvenir político.»

Jaime Cortezo, secretario general de Izquierda Democrática: «Para nosotros no ha sido más que cumplir un mero trámite Administrativo, si bien nos concede unos derechos que hasta ahora nos estaban vedados. Me refiero, en concreto, a que podemos compartir espacios televisivos con los que ya estaban legalizados. Personalmente -áñade- añoro los veinte años de clandestinidad que, con sus grandes sinsabores, también tuvieron un cierto encanto.»

Francisco Fernández Ordoñez, presidente del Partido Socialdemócrata: «Entendemos que nuestra legalización supondrá la de todas las fuerzas políticas que hoy actúan con absoluta normalidad en los países democráticos. Desde esta base creemos que hoy puede ser un día importante para la conquista de las libertades públicas.»

Ignacio Camuñas, Partido Demócrata Popular: «Nosotros creemos que la reciente autorización para que distintos partidos políticos de signo inequívocamente democrático puedan actuar libre y legalmente, supone, políticamente, un acierto indiscutible del Gobierno de la Monarquía que preside Adolfo Suárez.»

Enrique Tierno, presidente del Partido Socialista Popular: «La legalización del partido supone tener unas posibilidades de mayor claridad en el comportamiento y de mayor tranquilidad respecto a algunos que otros actos que antes podían ser castigados o prohibidos aludiendo a nuestra condición de ilegales. En este sentido es incuestionable que hemos dado un paso adelante.»

«Pero no todo son claridades y ventajas -añade el señor Tierno-, subsisten algunos incomprensibles disgustos que nacen de discriminaciones también incomprensibles. Así, por ejemplo, acabo de enterarme de que me han prohibido a mí, así como al secretario general del partido, declaraciones en una emisora de radio relativas a nuestros proyectos, consideraciones generales de política, etcétera. Esta prohibición dimana del Ministerio de Información y Turismo, y al parecer, no se ha justificado de ninguna manera.»

Por otra parte el secretario general del PSOE (histórico), señor Murillo, no ha ocultado su gran disgusto por la legalización del PSOE, que dirige el señor González. «Solicité -ha declarado a Europa Press, que en todo caso nos legalizasen a los dos partidos, y luego, si alguno quería, que acudiese a los tribunales, para exigir sus derechos. Ahora se ha declarado una batalla electoral entre los socialistas españoles que nosotros emprenderemos aunque dure años.»

La comisión ejecutiva del PSOE (histórico) se reunió ayer y, se ha decidido presentar un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ministerio de la Gobernación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 1977

Más información

  • Primeras declaraciones de Felipe González por RNE