Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Oriol y Villaescusa, en libertad

Villaescusa, liberado en Alcorcón

El presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol, y el presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, teniente general Emilio Villaescusa, fueron liberados en la tarde del viernes -según fuentes oficiales-, tras dos meses de permanecer secuestrados, en el caso del señor Oriol, y dieciocho días en el caso del señor Villaescusa. El señor Oriol y el teniente general Villaescusa fueron trasladados a la Dirección General de Seguridad. Desde allí, el primero pasó a su casa y el segundo al hospital Gómez Ulla.

La primera noticia sobre la liberación del teniente general Villaescusa fue transmitida a las 16.35 de ayer por la agencia Europa Press, que, en un brevísimo flash -sólo dos palabras: Villaescasa, liberado- comunicaba al mundo tan importante cuestión. Según información posterior de la misma agencia, Villaescusa fue liberado en la zona de Alcorcón, en el suroeste de Madrid.

A las cinco menos veintiún minutos, la Dirección General de Coordinación Informativa confirmó la liberación del teniente general Villaescusa, afirmando que había sido efectuada por la policía en las primeras horas de la tarde de ayer, y que se habían practicado importantes detenciones.Fue inmediatamente trasladado al Hospital Militar Gómez Ulla, para ser sometido a un reconocimiento general, ya que se encontraba muy delicado de salud.

Poco después de las cinco de la tarde, Javier Urbano, hijo político del teniente general Villaescusa, bajó a la calle, ante la puerta del número 49 de la calle O'Donnell, domicilio del militar ahora liberado, y realizó unas breves declaracíones a los periodistas que allí se encontraban.

El señor Urbano confirmó la liberación, y dijo que su suegro estaba bien de salud, según sus noticias. «Me encontraba comiendo fuera de casa -explicó- cuando me ha llamado por teléfono mi mujer, y con voz emocionada me ha dicho: Ven pronto. Yo me he figuradio de qué se trataba y he venido en seguida.»

En cuanto a la hora en que había sido puesto en libertad su padre político, el señor Urbano dijo que creía había sido sobre las tres y media.

El hijo político del teniente general Villaescusa siguió diciendo que la esposa del teniente general. María Victoria, había salido inmediatamente de su casa para ver a su marido. «Todos estamos muy emocionados. La carta que escribió el otro día fue una gran inyección de moral. Pero lo de hoy ha sido mucho más emocionante.»

Poco después de ser puesto en libertad, el teniente general Villaescusa habló con su esposa, según confirmó su hijo político.

La familia, en el Gómez Ulla

A las seis de la tarde llegó al Hospital Militar Gómez Ulla la familia del teniente general Villaescusa, y pudo verle allí. El militar liberado se encuentra internado en el pabellón de Radiología del centro médico.

El chófer del teniente general, Francisco Garzón, que fue retenido por los secuestradores unos momentos cuando se produjo el hecho, ha declarado a Europa Press: «Estoy deseando darle un abrazo.»

A las siete menos cuarto de la tarde se presentó en el Hospital Militar Gómez Ulla un primo hermano del teniente general Villaescusa, quien dijo a los periodistas: «He encontrado a la familia como si volviera de nuevo a la vida.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 1977

Más información

  • Está siendo reconocido en el hospital Gómez Ulla