Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El luchador Sevilla había sido practicante de "catch"

El luchador sevillano José Sevilla, que resultó lesionado con fractura de cuello en los pasados campeonatos de España de lucha libre olímpica, participó ilegalmente en los mismos. Por tanto, la Mutualidad General Deportiva no está obligada a prestarle atención médica, pese a lo cual lo está haciendo por motivos humanitarios.Esta será una de las conclusion es, por no decir la única conclusión posible a la que se puede llegar, que ofrecerá la Delegación Nacional de Deportes cuando finalice el expediente que sobre el tema ha incoado. La Delegación se ha visto forzada a ello, a la vista de las explosivas declaraciones del luchador, que, convaleciente, reclama a la Federación Española de Lucha el pago de una pensión en tanto dure su imposibilidad física, la cual de momento es transitoria, pues está pendiente de ser operado.

La noticia ha interesado en esta ciudad, dado el origen del luchador, que fue inscrito en el Campeonato de España por la Federación Andaluza, en la especialidad de libre olímpica, que no es la suya. La Federación Española admitió la inscripción, toda vez que el luchador posee licencia federativa válida para las dos especialidades: grecorromana y libre, olímpica.

Pero la participación de José Sevilla en esos campeonatos fue ilegal, puesto que el luchador había tomado parte en diversas veladas de lucha profesional, del conocido, «catch as catch ean», americano, que nada tiene que ver con el deporte y sólo supervisa la Federación (amateur) de Lucha como un cierto control.

Es indudable que la Federación que le inscribió debía estar al corriente de su situación. Esta irregularidad, por otra parte, ha sido sancionada tajantemente con el cese del presidente de la Federación Andaluza de Lucha, que está a la espera de las elecciones para romper el vacío casi total que en ella existe hoy.

Pese a esta circunstancia, José Sevilla está siendo atendido por los servicios médicos oficiales del deporte español.

Ahora bien, la Federación de Lucha no cede a sus pretensiones, como no parece que vaya a ceder la DND, para no sentar un grave precedente.

Mientras se produce el desenlace del expediente, que por otra parte no puede aportar nada nuevo a la situación actual por las circunstancias descritas anteriormente, en esta ciudad se recuerda que desde hace nueve años está en condiciones similares a la de José Sevilla: el luchador Maguria, lesionado en competición e impedido hoy día.para desarrollar vida normal, sin que en ese tiempo haya saltado a la publicidad escándalo alguno y sin que, desde entonces, haya recibido siquiera, una visita de quien ocupase el cargo de presidente de la Federación Andaluza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 1977