Finalizan las siete elecciones legislativas francesas

Cuatro duelos, entre la mayoría gubernamental y la oposición de izquierdas, pondrán término hoy a las siete legislativas parciales que observadores y medios políticos han considerado como índice de lo que pudiese ocurrir en las elecciones municipales de marzo próximo y en las legislativas de 1978 (de no adelantarse).Los cuatro cuerpo a cuerpo, mayoría-oposición, no obtuvieron la mayoría relativa el domingo último. Dos candidatos comunistas, uno socialista y un radical de izquierdas, se opondrán a dos republicanos, independientes (partido de Giscard d'Estaing), a un radical y a un centrista. El partido más numeroso de la mayor mayoría que gobierna, la UDR, no participa porque sus dos postulantes, Chirac y Tiberi, la semana pasada, ganaron su escaño en el Parlamento.

Los resultados de la semana última, a pesar de los éxitos personales de Chirac y Tiberi, se caracterizaron, globalmente, por el avance de la Unión de Izquierda y el retroceso de la mayoría gubernamental. Y, más allá de las matemáticas, contra el propio presidente, Giscard, cuya formación, los Republicanos Independientes, y las otras dos que le son totalmente fieles (radicales y centristas) fueron las víctimas de la UDR y de los socialistas. Este domingo, con dos candidatos, el partido del presidente de la República tiene enfrente una papeleta nada fácil: uno de sus representantes, Gerard Ducray, en el departamento de Ródano, luchará contra el candidato socialista, Poutissou, con todas las desventajas, ya que la oposición de izquierdas totalizó la semana última casi el 53 %. El otro giscardiano, Destremau, carea a un comunista en una circunscripción de Versalles. Este, como los otros dos aspirantes de la mayoría, Peronet (presidente del Partido Radical) y Achille Fould, en teoría, tienen más posibilidades de conseguir su banco en la asamblea.

En las cuatro votaciones tendrán mucha importancia los electores que se abstuvieron el domingo pasado, que oscilaron entre el 36 y el 50 %, según la circunscripción. También los que, en la primera vuelta se quedan en casa, para despertar el domingo siguiente, constituirán una indicación interesante cara a las próximas e importantes elecciones. En cualquier caso, los resultados globales de estas mini- legislativas, ilustrarán en alguna medida a los estados mayores de los partidos políticos para elaborar la táctica de las próximas consultas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS